Mobile Marketing: en el Bolsillo del Consumidor

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

Nueva York, la gran manzana, una persona esta “twiteando” algo desde su iPhone, a continuación entra en Around Me y busca algún sitio donde tomar algo. Al instante averigua que hay un Starbucks a 150m de donde está. Una vez allí entra a Foursquare y hace “check-in” convirtiéndose en el “Mayor” del establecimiento. Con esto se presenta en la barra y consigue una bebida gratis. Mientras se la toma sentado en uno de los sofás entra en internet y compra 2 entradas para el próximo concierto de su grupo favorito y al momento lo comparte en Facebook. Esto no es el futuro, esto ya sucede aquí también.

En los últimos años, el sector de la publicidad ha venido sufriendo una fuerte evolución paralela al crecimiento del mercado de los dispositivos móviles. Por un lado, llevamos años escuchando las previsiones de desaparición de los medios impresos a favor de los digitales; y por otro, llevamos también alguno tiempo escuchando las previsiones y apuestas sobre cuándo será el año del despegue del Marketing Móvil.

Aquí en España casi la mitad de los teléfonos ya son smartphones y el marketing móvil ya es una parte más de la estrategia de medios de cualquier empresa. Tanto en ésta como en Social Media u otras áreas de Marketing, no hay una única manera de hacer las cosas bien. Hasta los objetivos pueden ser muy distintos en función de cada empresa: conseguir o aumentar las ventas directas, fidelización de clientes, crear una comunidad de usuarios,…

Según Comscore y el estudio The Appdate, el 46% de los usuarios de smartphones en España usan apps y el 28% navegan por la web. De media están 80 minutos al día usando apps y 76 minutos en la web. Además, España es el país de Europa donde más rápido crece el número de Smarphones a pesar de la crisis. Para completar las cifras, en España actualmente se descargan 1.000.000 de aplicaciones diarias. En definitiva, unas cifras que muestran el gran potencial de este mercado y aún hay más. Aquí os dejamos este enlace por si queréis ampliar información.

Durante mucho tiempo la publicidad ha estado facturando fortunas vía campañas en medios masivos tradicionales como la televisión, la radio, la publicidad exterior, etc. Pero desde 2008 hemos ido viendo una reducción paulatina e imparable de la inversión en estos medios, debido en parte a la crisis y en parte a otros motivos de carácter sociológico, como cambios en costumbres de los consumidores y una búsqueda de la eficacia por parte de las empresas anunciantes.

Pero también hay otros factores muy importantes que han contribuido a ello, como es la entrada de nuevos “jugadores” que han ganado terreno a las agencias tradicionales en muy poco tiempo: Google, las Redes Sociales, los operadores de telefonía… y que han contribuido en gran medida al auge de internet, del e-Comerce y del consumo de smartphones.

De modo que el Marketing Móvil es ya una realidad, independientemente de si éste es o no su año, como muchos dicen. Por ello queremos daros una serie de consejos a tener muy en cuenta si queréis incluirlo en vuestro plan de marketing de este año:

  1. Comportamiento del consumidor. Como en el marketing tradicional, es fundamental saber cómo es tu audiencia y cómo utiliza el móvil. ¿Tus consumidores disponen de un smartphone con el que accederán a internet y descargarán aplicaciones? O por el contrario ¿prefieren un móvil más sencillo sólo para llamar y enviar mensajes? Si tienen un smartphone ¿descargan aplicaciones y las utilizan? ¿o prefieren usar internet en el móvil? Todo esto es sumamente importante, ya que esto determinará si son más o menos receptivos a una campaña de marketing móvil, a una campaña con códigos QR, a una de realidad aumentada o a una de SMS.
  2. Respeta su intimidad. El móvil es cada día más parecido a un ordenador en miniatura y como tal, también es un elemento muy personal y, si no se usa con cuidado, es muy fácil que los clientes acaben huyendo de nosotros. Como en el mailing o el emailing, es fundamental tener una base de datos de clientes que hayan dado su conformidad para poder contactar con ellos a través del móvil, y como no, estar al día con la LOPD para evitarnos problemas innecesarios. Una base de datos nos permite segmentar las promociones y adaptarlas a las necesidades y características de los consumidores y aumentar así la eficacia de las campañas.
  3. Personaliza, existen varias plataformas móviles. Hoy en día el mercado de los smartphones está muy bien repartido (Android, iPhone, BlackBerry…) y aunque se conocen algunos cambios no dejarán de existir al menos tres sistemas operativos diferentes. Asegúrate de que la campaña para web móvil que realizas pueda verse bien en todas estas plataformas y podrás sacarle el máximo partido a la misma. Diseñar una acción en flash eliminaría por completo la posibilidad de que los usuarios de iPhone pudiesen verla y cosas como esta son fallos frecuentes.
  4. Seguimiento y análisis. Desde hace ya algún tiempo la analítica web facilita enormemente el seguimiento de las campañas en internet, se den en la plataforma que se den, y el marketing móvil no es una excepción. Un buen análisis de los datos de la campaña te permitirá corregir posibles desviaciones y mejorar de cara a futuras campañas. Como siempre, habrá quién no interactúe con tu campaña, y es en ese target en quien debes fijarte con el fin de analizar si es cuestión de fallos técnicos o simplemente, que no pertenecían a tu público objetivo.
  5. Feed-back. El mercado móvil permite una interacción y una privacidad tan grandes que los usuarios son más propensos que en otros medios a dejar sus opiniones. Aprovéchalo sin dudarlo un segundo. Conseguir información de primera mano sobre tus campañas es muy útil para una mejora constante.
  6. Segmentación electrónica. Cuando Apple se gastó una millonada en adquirir iAd (una plataforma de publicidad móvil) muchos lo vieron con cierto desconcierto, pero como en la mayoría de decisiones estratégicas, Steve Jobs no se equivocó, ya que veía en la publicidad vía banners en la aplicaciones una jugosa fuente de ingresos. Así pues, nosotros tendremos que elegir qué sistema emplearemos para nuestra campaña: internet móvil, aplicación o banner. Evidentemente, esto dependerá en gran medida de cuáles sean nuestros objetivos. No inventemos lo que ya está inventado, se ha venido haciendo en el marketing tradicional y el marketing móvil no es una excepción. Si finalmente optamos por una app ten en cuenta los diferentes sistemas operativos, el mantenimiento y las futuras actualizaciones, sino tu campaña puede ser un auténtico fracaso. Y si todo esto se escapa de nuestro presupuesto, siempre nos quedará el sistema básico por excelencia: una campaña vía SMS.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?