Twitteando: Cómo usar mejor el Pajarito Azul

Categoría: Social Media | Publicado por SG Smartketing

Que las redes sociales hoy en día son ya una adicción no es un secreto, y menos aún, que una de las más adictivas de todas es la del pajarillo azul. Una vez te creas una cuenta y empiezas a twittear tus inquietudes, tus comentarios, las noticias que te gustan o te llaman la atención… estás perdido. La fiebre por conseguir followers se dispara y las visitas para comprobar el estado de tu cuenta son constantes. Pero, ¿estás seguro que lo que estás haciendo te garantizará más followers?

En los pocos años que lleva la conocida red de microblogging ya se han podido ir identificando toda una serie de conductas, acciones y estrategias que pueden hacer que consigas el éxito esperado, o simplemente pases desapercibido. La mayoría responden a una sencilla lógica de actuación en redes sociales, el resto, son una mezcla de respeto y sentido común.

Entre las prácticas erróneas más comunes os destacamos las menos recomendables para poder empezar con buen pie:

  1. Imagen personal o de marca incorrectas: Errores como no rellenar los datos del perfil, aunque sea con una breve descripción de uno mismo o de la marca; no cambiar la imagen de avatar, dejando el conocido huevo; elegir un nombre de usuario complicado o incluso no cambiar el fondo poniendo un diseño personalizado, son los más comunes. Seas persona (marca personal) o marca comercial, la imagen es muy importante, así que no la descuides. Al fin y al cabo, como todas las redes sociales, Twitter es otra ventana al mundo, y en ésta no decidimos quién nos sigue y quién no.
  2. Política de following: Empezar a seguir a mucha gente de golpe con la esperanza de que te devuelvan el follow es un error muy común. Se espera un rápido crecimiento y esto no es así, ya que la gente te sigue, generalmente, por el interés que generen tus publicaciones. De modo que no basta sólo con seguir a la gente sino twittear contenido interesante. O todo lo contrario, no seguir a nadie porque no los conoces es otro error muy común. Piensa por un momento qué piensas cuando ves a un usuario que tiene miles de followers pero tan sólo sigue a unas pocas personas, ¿será un famoso? ¿alguien que se las da de importante? Nos parece un tanto raro, y ¿acaso es ésa la imagen que queremos dar? Cuesta poco devolver el follow, siempre que el usuario no genere spam, y das una imagen de cercanía con tus followers. Además de poder mantener contacto por mensaje privado.
  3. Exceso o defecto de temas personales: Tan malo es publicar TODO lo que sucede en tu vida personal como no decir nada. A nadie le interesa a qué hora comes, que haces cada 20 minutos o dónde estás en cada momento. Tu vida no es una teleserie y Twitter no es un canal de TV donde reproducirla. Pero que sepan un poco de tu vida no molestará a casi nadie. Sea una cuenta personal o de una marca, al final siempre hay una persona detrás, así que no parezcas un robot, demuestra que tienes sentimientos.
  4. Interacciona pero no chatees: Agradece los RT’s y responde a las menciones, no los ignores. Lo has conseguido, has publicado contenido interesante y te han retwitteado o mencionado, remata la faena siendo agradecido. Esto sí hace crecer tu número de followers. Y por supuesto, retwittea y menciona cuando veas publicaciones interesantes, es otra forma de darte a conocer y mostrar interés por otros usuarios. Pero no abuses, Twitter NO es un chat. Está bien que establezcas conversaciones con los usuarios, o con amigos que tengas en la red, pero si el tema se alarga emplea los privados. Al resto del mundo no le interesará una conversación completa sobre qué hiciste el fin de semana.

Pero no todo van a ser cosas malas. También hay prácticas recomendables para conseguir followers o clientes en Twitter. Nosotros os recomendamos:

  1. Perfecciona tus búsquedas: el buscador de Twitter nos permite buscar no sólo por el nombre de usuario sino también por el nombre de la persona, por palabras concretas (hashtags, temáticas, listas…) o por lugares, para encontrar usuarios próximos a tu ubicación. E incluso si utilizamos herramientas específicas, como por ejemplo “Follower Wonk”, podemos hacer búsquedas por palabras clave de la biografía de los usuarios.
  2. Desvirtualiza (siempre que puedas): Especialmente si eres un profesional. Está muy bien tener muchos followers de gente y marcas de tu sector, la competencia, la misma área,… Pero recuerda que al fin y al cabo, las relaciones personales siguen siendo la base de todo. Así que participa en eventos, acude a ponencias y conferencias, date a conocer y conoce. La marca personal no se limita a internet y las redes sociales, hay que hacer branding como toda la vida, relacionándote con los demás. Si alguien ha de comprar tus productos/servicios, lo hará antes alguien que te conoce que alguien que no.
  3. Monitoriza a tu competencia: Como en la vida real, fijarse en la competencia nos ayudará mucho. En este caso, fijarse en quien sigue a tu competencia y a quien siguen ellos, nos ayudará a encontrar perfiles de nuestro interés.
  4. Destaca, sé una referencia en tu sector: Haz que sean los clientes o usuarios los que vengan a buscarte a ti convirtiéndote en una referencia. Está claro, eso no se consigue en dos días, pero con trabajo, esfuerzo, dedicación y una buena selección de contenidos seguro lo conseguirás. Haz del tráfico cruzado un arte: deriva a tus usuarios de tus redes sociales hacia tu web y viceversa, que te conozcan y vean todo lo que puedes ofrecerles.
  5. Relaciónate, que sepan que existes: A veces, en lugar de un RT es preferible hacer una mención, así no da la sensación de que tu cuenta se limita a retuittear todo lo que te gusta (ya que al hacerlo no aparecemos nosotros, sino el usuario retuitteado), y quedamos igual de bien con la persona que lo publicó. Y por último, fíjate en los hashtags que emplea la gente, te ayudarán. El ejemplo más claro es el #FF, se trata de la abreviatura de “Follow Fridays”, y es una costumbre desde hace algún tiempo que sirve para recomendar a aquellos usuarios que te resultan interesantes, y por lo general se suele hacer los viernes. Un ejemplo sería #FF @SalasGranados Y… Vaya!!! Hoy es viernes, así que ya sabéis 😉

Y ya sólo nos queda deciros… a twittear!!!

¿QUIERES COMENTAR ALGO?