Geolocalización: Sabemos dónde estás!!!

Categoría: Social Media | Publicado por SG Smartketing

Unos amigos pasean por Madrid una apacible mañana, y tras varias horas por el centro acuden a comer a un restaurante. Uno de ellos hace check-in en Foursquare y automáticamente los cinco reciben un chupito gratis tras la comida. Sigue la tarde, y tras una vuelta por Gran Vía acuden a un céntrico teatro de la capital a ver una obra de teatro. De nuevo uno de ellos hace check-in y lee una reseña que recomienda ver la obra desde los asientos del fondo, que están elevados y la acústica es buena. La mayoría de gente está delante, cerca del escenario y ellos se ponen al fondo como les aconseja un usuario a través de la red social y disfrutan de una buena tarde de teatro.

Una de las tendencias que más ha estado creciendo en los últimos años es la de la Geolocalización, que ya desde que se empezó a hablar de ella, vino rodeada de cierta polémica y cierto rechazo por la supuesta falta de privacidad que algunos le atribuían. Pero polémicas aparte, esta característica de los dispositivos móviles abre un sinfín de posibilidades a los profesionales del marketing.

La geolocalización permite a usuarios de smartphones y tablets, conectar con otros usuarios en base a su posición geográfica en un momento dado. Y la finalidad principal de la misma es la de acceder a información interesante sobre lugares próximos al usuario, como por ejemplo: restaurantes, bancos, lugares de ocio,… Y todo aquel lugar que haya sido publicado en las redes sociales basadas en esta característica. La finalidad principal es la de generar una red de recomendaciones, consejos, valoraciones y todo tipo de información relacionada con estos lugares. Es decir, llevar el boca a boca a su máxima expresión y diferenciando según el usuario que hace la recomendación o crítica.

Las principales redes sociales que han nacido bajo el paraguas de esta nueva aplicación son Foursquare y Gowalla, aunque es la primera la que se ha llevado el gato al agua con sus cada día más conocidos “Check-ins”. Y en un segundo plano estaría Facebook, que tras ver hace un par de años el auge que estaba teniendo esta red, decidió incluir una opción con la que poder hacer check-in con un smartphone. Hay que decir que mientras esta funcionalidad en Facebook sólo sirve para mostrar a otros usuarios nuestra ubicación, simple y llanamente, Foursquare ha conseguido desarrollar una red de recomendaciones, críticas y consejos sobre lugares que otorga una puntuación al usuario y un rango según el número de veces que ha visitado determinados lugares, con el fin de que nuevos usuarios que lleguen a ese lugar valoren las opiniones de los que llegaron antes en base al rango asignado.

Pero no queda ahí la cosa, con Foursquare no sólo los usuarios tienen algo que decir. Los propios locales y lugares pueden ser creados o reclamados por su propietario para hacer promociones puntuales basadas en la situación geográfica del usuario en el lugar en cuestión, o premiando a los usuarios que más les visiten. Incluso posee un componente de juego que permite a los usuarios competir entre sí a medida que suman puntos por compartir su ubicación en cada lugar al que van. De hecho, esta red, en base a los puntos y el número de veces que se está en un determinado lugar en un plazo de tiempo, convierte en “mayor” o “alcalde” de ese lugar al usuario.

Y sabiendo ya todo esto, ¿por qué son cada vez más importantes para los profesionales del marketing este tipo de redes?

Los principales motivos por los que estas redes se han puesto tan de moda son el potencial de promoción y de fidelización que permiten conseguir a las empresas. En concreto por:

  1. El boca a boca: Como comentábamos, se trata de que los usuarios dejen sus opiniones, críticas y recomendaciones sobre cada lugar para que los que vengan detrás tengan referencias, positivas o negativas, de ese lugar. No es más que lo que se ha hecho toda la vida de palabra, pero juntando todas estas opiniones en un mismo lugar para facilitar su conocimiento. Es un boca a boca natural y gratuito de gran alcance y, siempre es más valorable la opinión de otro usuario que la dé un profesional que trata de vendernos el producto o servicio. Está comprobado que si un usuario frecuenta un lugar asiduamente, sus amigos y conocidos muy probablemente lo visitarán también.
  2. Para lo bueno y para lo malo: Cuando un usuario hace un check-in en un lugar, puede dejar un comentario u opinión sobre el sitio en cuestión y compartirla no sólo en esta red social sino también en otras más conocidas como Facebook o Twitter. El lugar automáticamente pasa a ser algo más conocido entre el círculo de amistades de ese usuario, y así como los comentarios positivos atraerán a otras personas, los comentarios negativos conseguirán lo contrario, disuadir a otros usuarios de visitar ese lugar. Esto en definitiva no deja de ser un tema de reputación online que habrá que tener en cuenta.
  3. Promoción, promoción, promoción…: Como ya hemos comentado, estas redes permiten a los administradores de los lugares o locales generar diferentes promociones y ofertas para sus usuarios premiando la fidelización, productos gratis o descuentos a los alcaldes de cada lugar; o ayudándoles a la captación de clientes, ofreciendo descuentos o regalos a usuarios próximos al lugar.

Así que si aún no habéis empezado a moveros en este tipo de redes, debéis saber que su potencial es enorme y no es complicado ofrecer promociones en ellas. Eso sí, como cualquier otra promoción en otro medio hay que controlarla, mantenerla actualizada o ir cambiándola según convenga. Un ejemplo de empresa innovadora en lo que a nuevas tecnologías se refiere es Starbucks, que como no podía ser de otra forma, ya realiza interesantes promociones entre sus clientes como la de ofrecer bebidas gratis a los alcaldes de sus establecimientos.

Y vosotros, ¿estáis ya en Foursquare o Facebook para que os puedan encontrar?

¿QUIERES COMENTAR ALGO?