Marketing de Contenidos: 3 Claves para mejorar tu Estrategia

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

En el juego de Google todo el mundo participa con su web o blog, pero sólo aquellos que aporten contenidos originales y buenos ganarán más puntos. Google Caffeine, Google Panda, Google Penguin… la gente de Mountain View trabaja constantemente actualizando su algoritmo de búsquedas para mejorarlo. Desde hace tiempo se viene hablando de que el contenido es el rey, y en ese sentido es en el que se ha ido moviendo Google para tratar de penalizar los contenidos repetitivos y menos útiles, en favor de los que aporten novedades y contenidos de interés.

Por ello, hace poco que se llevó a cabo un estudio entre varios anunciantes, por parte de la publicación alemana Horizont y la empresa de estudios de mercado Facit Research, que arrojaba unos interesantes resultados de cara a 2013.

Tras otorgar algo más de un 5 sobre 6 a la relevancia del marketing de contenidos en la actualidad, valoraron en el siguiente orden los diferentes formatos disponibles: en primer lugar los newsletters, seguidos por las webs corporativas y blogs, y las redes sociales en último lugar. Además, un 43% de los mismos tiene previsto aumentar el gasto en campañas de marketing de contenidos en los próximos 5 años, un 50% dijo que tal vez lo haría y sólo un 7% dijo que no tenían pensado invertir en ello. Por último, los principales motivos para invertir en esto son: optimizar la relación con los clientes (el 37%), ganar nuevos clientes (el 25%), y sobresalir respecto a la competencia (el 23%).

Así pues, para empezar, es esencial crear una estrategia para lanzarnos a la piscina sabiendo lo que hacemos y con un plan previsto para no meter la pata. El contenido en marketing online puede generarse de diversas formas: blogs, vídeos, infografías, imágenes… Por ello, las decisiones que se tomen en este aspecto son muy importantes de cara a tener éxito. Nuestros consejos a la hora desarrollar una buena estrategia son:

1. “Benchmarketinea”: Como ya comentamos en nuestro post, estudiar a la competencia puede sernos muy útil. En este caso, no se trata tanto de lo que puedes imitar para adaptar y mejorar, sino más bien lo contrario, ver lo que se está ofreciendo para tratar de generar algo distinto para poder diferenciarte.

2. Bucea y sumérgete: Analiza a fondo todas las fuentes de datos de que dispones, busca dentro y fuera, en la empresa y en el mercado, chequea hasta el último párrafo de la información que ofreces a través de tus medios. El objetivo es comprobar que estamos ofreciendo un contenido de calidad que garantice una verdadera experiencia a nuestros clientes. Así que por mucho que te parezca que está todo bien, un buen análisis te ayudará a corregir pequeños errores, como por ejemplo un error en las keywords de la web, que te penalizaría en las búsquedas. Una buena campaña en la que se cuelen algunos errores, puede acabar siendo un auténtico fracaso. Por lo tanto, llevar a cabo un análisis de las palabras clave en cada campaña y cada comunicación que ofrezcamos será fundamental.

3. Crea, aporta y comunica: Como llevamos diciendo todo el tiempo, se trata de aportar algo nuevo, así que ahora que sabes lo que ofrece tu competencia y lo que estas ofreciendo tú, trata de reforzar el valor de tu marca ofreciendo algo que ellos no tengan y tú sí. Por supuesto, todo ello sin dejar de lado las técnicas básicas de SEO, ya que si Google no se entera bien de lo que haces, el esfuerzo no habrá servido de nada.
Y una vez lo tengas, genera diferentes estrategias de promoción para los diferentes canales de que dispongas. De nada vale tener una legión de fans y seguidores en redes sociales y blogs si luego no se es constante y coherente con la comunicación que llevamos a cabo.

Así que, como todo apunta a que en 2013, más que nunca, el contenido va a ser el rey, va siendo hora de que te pongas manos a la obra. Por eso, sólo nos queda dejarte una lista con algunas clases de contenido que te ayudarán a mejorar. Desde los ya mencionados, y más obvios, hasta los que puede que no se te hayan ocurrido:

  • Blog corporativo: Es el eje desde el que deberías comenzar, ya que es la principal herramienta para generar contenidos de tu marca. Blogs hay muchísimos, haz que el tuyo aporte ese “algo” diferente.
  • Imágenes: Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Así pues, generar este tipo de contenidos te ayudará no sólo a diferenciarte sino a conseguir también una mayor viralidad, debido a la facilidad para compartir estos archivos a través de las redes sociales.
  • Vídeo: Este formato suele atraer también un gran interés hoy en día, y si tiene gancho su difusión puede alcanzar cotas inimaginables. Una imagen está bien, pero si podemos unir sonido e imagen, podremos mostrar todo aquello que queramos. Siempre que seamos creativos.
  • Blogs ajenos: Además de postear en tu propio blog, contribuir en blogs de terceros o dejar comentarios en ellos, puede ser también una fuente de tráfico que se interese por tus contenidos.
  • Infografías: Muy de moda también últimamente, son una buena forma de mostrar todos aquellos datos e información que te interese compartir, de una forma muy gráfica, visual y atractiva.

Una vez dicho todo esto, sólo queda que pongas tu cabeza y tu equipo a funcionar, y te lances a ello, ya que la competencia es mucha y no hace concesiones 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?