Publicidad Online o Suicidio Online: los 6 Errores más Comunes

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

Estás navegando por internet, visitando tus páginas habituales y… ¡¡Zas!! Banner de pantalla completa al canto. Te dispones a ver un vídeo en Youtube, Vimeo, Zappinternet… y justo cuando va a empezar… ¡¡ZAS!! Anuncio al canto. Estás visitando una página, llevas un rato y de repente empieza a sonar un anuncio que tú no has abierto y que no sabes de donde sale. Abres tu correo a diario y te encuentras con un sinfín de ofertas de innumerables webs de ofertas y outlets a los que estás suscrito. La publicidad online ya es una compañera de viaje habitual en nuestras incursiones por la red y, quien más quien menos, ya nos hemos habituado a ella. Pero como en todas partes, no todos los anunciantes consiguen su objetivo y cometen algunos errores que no sólo no consiguen que la campaña sea efectiva sino que a veces consiguen lo contrario, que el usuario reciba una mala experiencia.

Hoy en día, la publicidad online, como la tradicional, ya cuenta con un cierto número de detractores, que la consideran muy poco efectiva. Pero los datos no dicen lo mismo. Su evolución en los últimos años ha sido imparable, y su previsión de crecimiento sigue siendo importante. Según el portal Gurusblog, en 2014 crecerá casi un 11% más.

Además, este tipo de publicidad presenta una ventaja importante frente a la tradicional, y es el hecho de que sus resultados pueden ser medidos casi de inmediato, lo que la hace más interesante por su capacidad de reacción y su efectividad si se hacen las cosas bien. Y aquí llega el quid de la cuestión, “si se hacen las cosas bien”, porque no siempre es así. A veces por desconocimiento, a veces por error, o a veces por determinadas circunstancias se cometen errores que pueden costar caro. Los más comunes son:

  1. No es publicidad tradicional: Creer que en online debemos de seguir haciendo lo mismo que en offline es uno de los errores más comunes. Las posibilidades que ofrece internet y los diferentes medios que posee (redes sociales, vídeos, mailings, banners…) nos amplían enormemente el campo de acción y fomentan mucho la interactividad con los usuarios. Pon en marcha tu máquina de la creatividad, porque en este “nuevo” canal, el más original se lleva el gato al agua. No te quedes en un simple spot de veinte segundos, haz que el usuario viva una auténtica experiencia de marca.
  2. No eres spammer, eres anunciante: Mucho cuidado con este punto, especialmente cuando se trabaja con campañas de email marketing, porque nos puede salir muy cara la campaña si no lo hacemos bien. El spam es, sin duda, el hermano malo de la publicidad online, el que en muchas ocasiones le da la mala fama. Así que mucho ojo cuando trabajemos los envíos masivos.
  3. Afina la puntería o desperdiciarás balas: Una de las mejores ventajas que nos ofrece internet frente a la publicidad tradicional es la segmentación. Podemos alcanzar unos niveles de segmentación nunca vistos en publicidad. Y ya que podemos hacer esto ¿por qué vamos a bombardear con publicidad a gente a la que no le interesa nuestro producto/servicio? Selecciona bien tu público y mejorarás enormemente tu eficacia.
  4. Repite conmigo: mide, controla y supervisa: Internet es increíble, no sólo te permite afinar la puntería sino que, además, te permite un nivel de medición y control extraordinario. ¿Por qué no lo aprovechas? Google analytics es gratuito. Un buen etiquetado de las campañas garantiza un buen control y seguimiento de la misma, y si no funciona o no va como queremos, se cambia y se vuelve a empezar: mide, controla y supervisa… Y así rentabilizas al máximo tu inversión.
  5. La Home no siempre es Tierra Santa: Está claro que tienes una web y quieres potenciarla, pero ¿por qué esa manía de llevar a todo el mundo a tu home cuando tienes secciones más interesantes o útiles? ¿has probado los microsites para tus campañas? Se trata de conseguir que los usuarios lleguen antes a su destino, y llevarles directamente a la oferta en cuestión hará que ahorren un tiempo precioso en lugar de perderse por tu web, y te ayudará a aumentar el éxito de tus campañas. Dicen que una buena web lleva a sus usuarios hasta su objetivo en menos de 4 ó 5 clicks ¿por qué no llevarles en uno?
  6. ¿Sólo quieres visitantes? ¿En serio?: Una gran mayoría de anunciantes se preocupan sólo por conseguir tráfico cuando empiezan en la publicidad online. ¿Por qué centrarnos únicamente en este dato? Internet y la analítica web nos permiten conocer mucho más, así que tras captarlos con tu campaña puedes medir también: el tiempo que pasan en tu web, qué secciones o productos les interesan más, por dónde se mueven en tu web, a través de qué páginas se salen de la misma… Está claro que las visitas son importantes, pero el comportamiento de tus consumidores te dará una información mucho más importante que la cantidad de tráfico.

Llegado este punto sólo nos queda decir que no os desaniméis, al contrario: probad, lanzaos, experimentad… pero hacedlo con cabeza ;).

¿QUIERES COMENTAR ALGO?