4 Ejercicios para ser más Creativos

Categoría: Diseño & Creatividad | Publicado por SG Smartketing

”Es que yo no soy creativo.”

Cuántas veces hemos oído esta mentira o, incluso, la hemos dicho convencidos de que es verdad, de que no somos creativos. Muchos creen que con la creatividad se nace, que sólo es privilegio de unos pocos tocados por el ”hada creativa”. Es entonces cuando viene a cuento la pregunta que hace el experto en desarrollo creativo Ted Robinson: ¿Tú aprendiste a leer? Si tu respuesta es ”¡Sí!”, entonces también puedes aprender a ser creativo.

¡Exacto! la creatividad se aprende. Aunque hay personas que aparentemente tienen una predisposición para ello, en la mayoría de los casos es porque han hecho los ejercicios adecuados para ser así, consciente o inconscientemente.

Igual que cuando quieres estar bien físicamente, vas a entrenar, haces movimientos que fortalecen tus músculos, logras mayor resistencia y tu estado físico mejora con la práctica, con la creatividad ocurre lo mismo. Si te pones y practicas puedes llegar a ser creativo.

Hay muchos ejercicios para entrenar la creatividad, pero hoy vamos a realizar cuatro que son claves y que si los practicas a diario, serás todo un creativo mucho antes de lo que imaginas.

1. ¡Ponte de pie! ¡Sí! deja de leer un momento y ponte de pié… ¡Ah! ¿estás de pie? pues haz algo que interrumpa la inercia de tu estado actual y que requiera un cierto esfuerzo, por ejemplo, agáchate y levántate antes de continuar……………….

¿Lo hiciste?…. ¿no? Entonces hazlo, te esperamos, es muy importante que lo hagas……..

La creatividad requiere que salgas de tu estado de comodidad, de lo contrario, no conseguirás nada. Si antes te has puesto de pie o has hecho alguna acción diferente, tienes la actitud apropiada para la creatividad. Si no lo hiciste, cambia tu actitud si pretendes lograr resultados. Ya lo decía Albert Einstein “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”.

La mente tiende a ahorrar energía, por eso prefiere hacer el menor esfuerzo. Pero las ideas
creativas, la innovación, las revoluciones del pensamiento, sólo se generan utilizando energía. Por eso, si no practicas cada día este ejercicio que rompe tu confort, despierta tus neuronas y hace que tu actitud se ponga de pie, tu cerebro nunca logrará ser creativo. Así que ¡ponte de pie!.

2. Pregúntate, pregúntate y luego… vuelve a preguntarte. Las preguntas hacen que se active tu creatividad porque debes encontrar respuestas. Hazte preguntas que desafíen lo que está establecido, lo aceptado. Preguntas que cambien el enfoque de lo que estás planteándote y te permitan obtener respuestas diferentes.

Las preguntas más estimulantes suelen empezar con un ”¿por qué…?” o un ”¿y si…?”, ”qué
pasaría si…?”, todas interrogantes que estimulan un enfoque distinto. No es muy bueno preguntarse ”¿cómo…?” porque por lo general sólo lleva a saber cómo se hace determinada
cosa ya aceptada, no suele estimular un pensamiento diferente.

Por ejemplo, Warren Avis, decidió fundar su empresa de alquiler de coches porque se planteó varias preguntas. Él, como piloto de avión, tenía siempre el problema de tener que trasladarse hasta el centro de las ciudades para poder alquilar un coche. Se preguntó ¿Por qué nadie ofrece coches en los aeropuertos si hay mucha gente que los necesita allí, y no en el centro? Luego se preguntó ¿Y si monto una red de alquileres en los aeropuertos?… ¿Y si negocio con las aerolíneas para que ofrezcan mi servicio de alquiler de coches junto a sus pasajes? Una pregunta llevó a otra hasta que se convirtió en una de las empresas de alquiler de coches más importantes del mundo.

Para entrenarte, pregúntate diariamente durante unos 15 minutos, cuestiones que desafíen el status quo. Pregúntate sobre tu negocio, o el artículo que estás escribiendo, o el trabajo que tengas entre manos, o cualquier cosa que te interese.

3. ¡Mójate! Deja de mirar el mar de la vida desde la orilla, métete en el agua. Nada. Bucea hasta el fondo. Coge arena. Muerde las algas. Abre los ojos y mira los peces… En resumen, ex-pe-ri-men-ta. Sal a conciertos. Proponte hablar con al menos 5 personas todos los días, cuanto más diferentes, mejor. Visita museos. Viaja a sitios nuevos. Prueba un plato que nunca hayas comido. Descálzate y camina por el césped. Haz un curso que te guste. Etc., etc., etc. Cuanto más vivas, más creativo podrás ser. Cuantos más estímulos le des a tu mente, más conexiones podrán establecer tus neuronas y más ideas podrás tener.

4. Bébete un cóctel de culturas. Según un estudio de Personality and Social Psychology Bulletin, interelacionarse con culturas diferentes a la propia favorece notablemente la creatividad. Se realizaron tres estudios con estudiantes que habían vivido en el extranjero y éstos lograban un alto índice de creatividad en contraposición a un grupo de control que no habían hecho ningún tipo de intercambio cultural. El aprendizaje multicultural es un catalizador de la creatividad.

Aprende idiomas, viaja, convive con extranjeros, conoce su cultura y, mucho mejor, si puedes vivir en un país muy diferente al tuyo.

Si estás dispuesto a ponerte de pie y a practicar estos 4 ejercicios básicos de creatividad, verás como pronto las ideas te empezarán a surgir tocadas por la varita del ”Hada creativa”.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?