Sin saber esto, no lances una Tienda Online

Categoría: SG | Publicado por SG Smartketing

Cabecera tienda online–Tengo una gran idea… ¡Voy a montar una tienda online!

¡Sí! es posible que crear una tienda online pueda ser una gran idea y un gran negocio a juzgar por estos datos:

  • España es el país de Europa que más crece en comercio online. Tendencia que se mantendrá, según un estudio realizado por el Forrester.
  • El 44% de los españoles entre 16 y 55 años (11,9 millones) compran online habitualmente, según el estudio anual de eCommerce del IAB-Spain.
  • El 42% de los NO compradores, cree que sí comprará online en los próximos 12 meses.
  • El índice de confianza en el comercio electrónico supera ya el 50% y continúa creciendo.

PEEEEERO… si no se tienen en cuenta una serie de precauciones y características que se deben incluir en un negocio de este tipo, lo más probable es que esté destinado al fracaso. Como le ocurre al 80% de las tiendas, que no llegan a durar ni siquiera dos años. Es curioso, el mismo porcentaje corresponde tanto a las tiendas físicas como a las virtuales ¿No querrá decir que hay que tomar tantas precauciones en uno como en otro?

Aquí te damos algunos consejos que, si no los tienes en cuenta, tienes una gran probabilidad de que tu negocio no funcione. Quienes fracasan, por lo general, se debe a que no han seguido estos consejos, por eso deberías tomar muy buena nota antes de lanzarte a esta aventura.

En contrapartida, si los sigues, tienes una alta probabilidad de estar entre el 20% que triunfa.

Crear una tienda online es un proceso de 4 etapas que debes superar con claridad y seguridad. Si alguna de ellas falla, es muy posible que se vaya todo al traste en menos de 24 meses.

1. Preparación. Debes tener muy claro tu objetivo, qué es lo que quieres vender, a quién y qué competencia tendrás.

En cuanto a esto un par de consejos:

  • Vende productos o servicios que te gusten y conozcas (si te apasionan, mejor). De lo contrario te hartarás enseguida y ésta es una carrera de fondo.
  • Estudia las tendencias del mercado respecto a ese producto y así sabrás si tendrá demanda o más bien si está en decadencia.

Un buen ejemplo es el de dos amigos apasionados de la música, a quienes se les ocurrió montar una tienda online de instrumentos exóticos. Antes de lanzarse, comenzaron a indagar que posibilidades de éxito había para una idea tan singular.

Se dieron cuenta de que, en realidad, había demanda de sólo uno de los instrumentos que pensaban ofrecer. Por lo que decidieron concentrarse en él. Así nace www.ukeukes.com, una tienda online especializada en la venta del simpático ukelele hawaiano. El éxito de visitas y ventas no se hizo esperar.

¿Cómo descubrir tendencias? Tienes varias herramientas. Algunas gratuitas y muy útiles son: Google Trends. Esta página analiza las tendencias de búsqueda en Google. También Google Adwords trae datos que te indican cuáles son las palabras más buscadas, y cuál es su evolución. Echa un vistazo en páginas de tendencias, lee noticias sobre el sector que te interesa, etc.

  • Define con precisión el público al que te vas a dirigir. Tienes que saber su edad, sexo, localización geográfica, gustos, nivel socio-económico, etc. y es a ese público al que tienes que dirigirte siempre. Esto te marcará el diseño, lenguaje, medios de promoción, etc.
  • Averigua cuánta competencia tienes, quién es y qué hace. Por novedoso que sea tu producto o servicio, te puedes llevar la triste sorpresa de que hay una gran competencia y bien pertrechada. O por el contrario, que casi no tengas competencia o que sea muy mala.

Puedes estudiarla buscando directamente en Google las palabras por las que la gente te buscaría, y verás quiénes aparecen. También te vendrá bien el Open Site Explorer. Te permitirá saber los enlaces externos de las webs de tus competidores.

2. Desarrollo de tu tienda online. Aquí debes armonizar diseño, funcionalidad, relevancia y confianza para que la experiencia del visitante sea la mejor y quiera volver a menudo para cumplir con tu objetivo de conversión, es decir, de venta.

Debe ser intuitiva (que sea fácil sáber dónde está todo y qué hacer); rápida (recuerda que si tarda más de 4 segundos en cargar, el visitante se suele ir); a su vez debe ser accesible, es decir, que en pocos clicks se llegue a donde se desea.

El diseño debe tener personalidad y ser atractivo para tu público objetivo. Debes cuidar las fotos, ilustraciones, tipografías, textos y todo lo que incluyas en él. Algo importante es que en la página de inicio tengas pocas cosas pero muy claras. No intentes vender en la primera página todo.

La relevancia es la que te permitirá atraer y retener al público que te interesa. Por eso, será importante, además de toda la información que tenga tu catálogo, que incluyas un blog con artículos interesantes que atraigan a tus clientes potenciales.

Por ejemplo, si vendes instrumentos musicales, no escribas artículos sobre motos, escribe consejos y entrevistas sobre música, técnica instrumental, etc., las cosas que atraerán a tu público.

Si desconfían de tu página, podrás tener muchas visitas pero no te comprarán. Debes incluir elementos de confianza a la vista. Te decimos algunos:

Información esencial de confianza.

  • Datos del envío. Si es gratuito, en cuánto tiempo recibirá el material, etc.
  • Posibilidad de compra contra reembolso.
  • Teléfono de contacto. La posibilidad de hablar con alguien siempre tranquiliza, aunque sea en determinados horarios (también hay que especificarlos).
  • Garantía de devolución si no queda satisfecho.

Otros elementos de confianza.

  • Información sobre quién está detrás de la tienda online.
  • Logotipos conocidos. Por ejemplo, si la tienda es de ropa deportiva, tener el logotipo de Nike, Adidas, Puma, etc. a la vista, añade confianza.
  • Logotipos reconocidos de pago: Visa, MasterCard, PayPal, etc.
  • Iconos de seguridad. El candado de “pago seguro”, certificaciones, etc.

En otro post te daremos más instrucciones específicas sobre el desarrollo de la tienda.

3. Puesta en marcha. Puedes tener la tienda online más hermosa, funcional, relevante y fiable del planeta, pero si no llegan visitantes, no tiene el más mínimo sentido.

Debes atraer navegantes. Para ello tendrás que tener en cuenta la promoción de tu página y también el análisis para saber de dónde y cómo llegan tus visitantes.

Para atraer visitantes tienes varias formas. Aquí te las apuntamos para que te hagas una idea y en otro post te ampliaremos esta información para que puedas aplicar estrategias efectivas.

  1. Posicionamiento SEO. Se trata de la posición natural en los buscadores de las palabras por las que te interesa que te encuentren. Por ejemplo, si tu tienda es de venta de guantes y sombreros, precisamente esas dos serán las palabras clave, por las que deberían encontrarte.Cuando alguien pone “guantes” en un buscador, si tu tienda aparece en la primera página tendrás muchísimas más probabilidades de que termine visitándote y comprándote.¿Cómo conseguirlo? Básicamente, a través de una web bien programada, del contenido relevante que incluyas y los enlaces que lleven hacia ella. Por eso, te mencionábamos antes que necesitas tener un blog con buen contenido.También una buena estrategia en Redes Sociales favorece el SEO, ya que se difunde tu contenido.Pero llegar a la primera página no es de un día para otro. Si el éxito de tu tienda dependiera exclusivamente del SEO, probablemente, tardaría mucho tiempo en llegar, aunque hagas bien las cosas. Porque es muy efectivo, pero lento.
  2. Promociones SEM. Por suerte, el SEO no es el único camino, cuentas con otros sistemas de promoción que aceleran el proceso, pero que requerirán inversión.

    AdWords y Red de Display. Son los sistemas que tiene Google para que, mediante pago, puedas aparecer en la primera página de búsqueda o en webs donde está tu público objetivo. Cuenta con la gran ventaja de que el coste es extremadamente flexible, adaptándose a cualquier presupuesto.

    eMailing. Si cuentas con una base de datos o si estás dispuesto a alquilar una, puedes enviar un email a tu público objetivo directamente. Por ejemplo, si tu tienda online vende instrumental médico, puedes enviar al correo electrónico de los médicos un anuncio atractivo con una buena oferta que enlace a tu tienda online.

    Redes Sociales. Depende del público al que te dirijas, una promoción en redes sociales podría ser efectiva. Las posibilidades de contratación debes verlas en cada red. Recuerda que cada una tiene un perfil diferente, no todas valen para todos los públicos.

4. Seguimiento y actualización. Es muy importante que mantengas tu página actualizada. Conservar una promoción que finalizó hace un mes, o incluso un día, da muy mala impresión y alejarás a tus clientes.

Algunos trucos:

  • Publica regularmente en el blog buenos artículos.
  • Saca promociones periódicamente.
  • Varía la página de inicio. No la estructura, sino las imágenes, ofertas, etc.

Y algo CRUCIAL… analiza de dónde vienen tus clientes, qué palabras han utilizado para llegar hasta ti, cuántas conversiones (ventas) has logrado y qué camino han seguido, etc.

Para saber todo eso, tienes una magnífica herramienta gratuita: Google Analytics.

Si tienes en cuenta estos 4 pasos para desarrollar tu tienda online, te estarás ahorrando muchos dolores de cabeza. Y aunque no tengas garantizadas tus probabilidades de éxito, sí las tendrás mucho más cerca.

Ya lo decía hace 500 años Maquiavelo ”… el verdadero modo de conocer el camino al paraíso es conocer el que lleva al infierno, para poder evitarlo”.

Te hemos dado las claves para evitar el infierno… ojalá encuentres el paraíso 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?