3 Formas de convertir tu Debilidad en tu Fortaleza

Categoría: SG | Publicado por SG Smartketing

Un hotelucho sucio, desordenado, inseguro y con un pésimo servicio ¿tiene alguna posibilidad de sobrevivir y colgar el cartel de “completo” a menudo? La respuesta lógica es un rotundo ¡NO. No es posible! Sin embargo, la respuesta correcta es ¡Sí! sí es posible… si se sabe convertir las debilidades en fortalezas.

El Hans Brinker Budget Hotel de Amsterdam presume de ser el peor hotel del mundo. Admite en su publicidad que es “sucio, frío y mal iluminado”. Exhibe la opinión de sus clientes: “El mejor hotel en el que he estado desde que cumplí sentencia”; “Es barato pero no tanto. Una estación de autobuses ofrece las mismas condiciones”, y otras joyitas por el estilo.

Su mérito fue asumir con valentía sus debilidades y ser capaz de reírse de ellas. Autodenominarse “el peor hotel del mundo”, ha despertado hasta tal punto la curiosidad de muchos, que incluso clientes de 5 estrellas han querido vivir la experiencia “Hans Brinkel”.

Aquí tienes ejemplos de su particularísima publicidad.

¿Cómo puedes convertir tus debilidades en tu fortaleza?

1. Admite abiertamente tus debilidades. La franqueza suele despertar la simpatía de los clientes y ganar su favor. Esto te hará un poco más fuerte.

2. Encuentra la ventaja de tu desventaja. Uno de los ejemplos paradigmáticos es el de la empresa de alquiler de coches AVIS. Primero aplicó el primer punto admitiendo públicamente que era el segundo. Luego demostró la ventaja que obtenía el público al elegir al segundo en lugar de al primero. Su campaña decía: “Avis es sólo número 2 en alquiler de coches. ¿Por qué pues venir con nosotros? Porque nos esforzamos más.”

Gracias a esta estrategia obtuvo una notoriedad y un éxito de ventas tan grande, que era difícil para los clientes discernir a ciencia cierta si era Hertz o Avis la marca Nº 1.

3. Comunica tu debilidad con empatía. El “peor hotel del mundo” tuvo en el humor su mejor aliado para publicitar su debilidad reconvertida en fortaleza.

Por su parte, Avis, en su sorprendente reconocimiento de salir “perdiendo” al compararse frente el líder, encontró su principal ventaja para el cliente.

Independientemente de qué camino escojas para comunicar, debes tener en cuenta que es indispensable crear una corriente de empatía con tu target.

Naturalmente, para poder fortalecer tus debilidades, debes primero conocer cuáles son. Reflexionar sobre ellas y aplicar estos tres consejos que pueden marcar la diferencia entre colgar el cartel de “se vende” o el de “completo” ;).

¿QUIERES COMENTAR ALGO?