¿Cómo Puñetas explicar la Elegancia a un Cliente?

Categoría: SG | Publicado por SG Smartketing

Terminó la proyección del spot corporativo de un anunciante. En la sala de la productora que lo había realizado estaban los responsables de marketing del cliente y el director de arte de la agencia de publicidad al que se le había citado para que supervisase la estética del anuncio.

El director de arte hizo un par de observaciones. Entre ellas, que determinados textos deberían ser más pequeños porque le restaban elegancia al anuncio.

Ante esa puntualización, uno de los directivos dijo que no estaba de acuerdo, que a él le parecía bien así; que la elegancia es algo subjetivo y relativo y “yo lo veo elegante así” –concluyó contundente.

Sin embargo, para el director de arte, aquellas letras ocupando casi toda la pantalla resultaban grotescas y contradecían los valores de elegancia que, en teoría, el anunciante pretendía.

Y ahora ¿qué?

¿Cómo explicar la elegancia, el buen gusto, la clase, lo que es estético y lo que no? ¿Existe alguna forma de convencer a alguien que lo que a él le parece elegante no lo es? O por el contrario ¿es necesario revisar los propios conceptos sobre la estética? ¿Realmente es todo esto tan subjetivo?

Habitualmente en este espacio te damos soluciones. Mostramos la mejor forma de hacer esto o aquello. Pero esta vez te pedimos auxilio. Nos podrías responder a esta “sencilla” pregunta ¿Cómo puñetas explicar la elegancia a un cliente?

Por favor, si tienes alguna idea, alguna opinión, por pequeña y obvia que te parezca, déjala en los comentarios.

Nosotros le estamos dando vueltas al tema porque no nos parece serio que el director de arte sólo le diga al cliente “las letras deben ser más pequeñas para ser más elegantes… porque lo digo yo”.

Buscando argumentos hemos recurrido a los filósofos y hacedores de estética como Platón, Kant, Schopenhauer, Heidegger, Russell… también a Andy Warhol, Umberto Eco, Picasso… pero no hemos encontrado una respuesta concluyente.

Sin embargo, estamos convencidos de que existen respuestas. Porque de no ser así, cualquiera podría ser Coco Chanel, Milton Glaser, Stefan Sagmeister, Saul Bass, Paul Rand, Mario Eskenazi, Giorgio Armani… ya que como todo es tan subjetivo a cualquiera le gustaría lo que hace cualquiera.

Aunque no haya una norma escrita, la mayoría de la gente percibe cuando está ante algo elegante. Pero ¿cómo demostrarlo?

Buscando respuestas encontramos una declaración de Marinella Calzona –Presidente dell’ Associazione Moda e Modi–, que nos resultó interesante. Ella dice: “La elegancia no se puede explicar. Como la belleza, sólo se puede mostrar.

Quizás entonces la mejor solución en estos casos, sea mostrar. Por ejemplo, ante una circunstancia como la que describimos al principio, convendría hacer una segunda versión con los textos más pequeños y que por sí mismo hable la elegancia.

Aún así ¿sería suficiente? ¿Garantiza eso que el directivo reconozca que el spot queda más elegante con letras más pequeñas? Quizás sí. Quizás no.

Algunas cuestiones tienen fundamentos psicológicos, por ejemplo, los colores sabemos que actúan sobre nuestro ánimo, y ése sería un buen argumento para defender una elección que afecta la estética.

También se pueden alegar argumentos de diseño; como el equilibrio, las proporciones, la regla áurea de Vitrubio, la armonía, el contraste, etcétera, etcétera. ¿Pero son argumentos que convencen?

¡SOCORRO! Por favor, cualquier punto de vista es bienvenido. Dinos algo sobre ¿Cómo puñetas explicar la elegancia a un cliente? ¿Nos ayudas a reflexionar? 😉

Una Respuesta a “¿Cómo Puñetas explicar la Elegancia a un Cliente?”

  1. Cristina González

    En mi opinión, la elegancia es DESTACAR utilizando una simplicidad “aparente”. Es decir, aplicar un estilo que parezca simple y natural pero en realidad muy trabajado, buscando la armonía entre el producto y los componentes utilizados en el anuncio. Espero que mi definición os ayude. Un saludo.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?