3 consejos para no caer en la fiebre del #Hashtag

Categoría: Social Media | Publicado por SG Smartketing

161 - Hashtags#La #Fiebre #del #Hashtag #o #”Hashtaguitis” #ha #llegado #a #las #marcas. ¿Verdad que duele a la vista ver tanta etiqueta sin sentido? Pues éste es el problema que se están encontrando muchos usuarios cuando visitan las páginas y/o perfiles de sus marcas preferidas en las redes sociales. ¿Realmente es necesario ponerle un hashtag a todo lo que se dice o hace en ellas?

Antes de nada, queremos dejar claro que la opinión que damos aquí va enfocada a un uso de carácter profesional, distinguiéndolo de la tendencia actual a nivel personal de usarlos para completar las publicaciones, cosa que nos parece perfecta.

Hoy en día, el símbolo # del hashtag está en todas partes. Puedes verlo en los anuncios y programas de televisión, en vídeos musicales, vallas publicitarias e incluso los políticos lo usan para tratar de conseguir más votos.

Empezó a usarse en Twitter y dada su utilidad para generar un fácil acceso a las temáticas de mayor interés para los usuarios, pronto otras redes comenzaron a emplearlo, hasta el punto de que ya puede verse y usarse en casi todas: Twitter, Facebook, Google+, Instagram, Pinterest y Tumblr. Para aquellos que no lo sepan aún, un hashtag es una etiqueta que se añade a una información concreta publicada en una red social, siempre precedida de la almohadilla #, y se usan para unificar información.

Los hashtags pueden ser muy útiles ya que si los usas debidamente, aportan valor al contenido, tanto escrito, el que publicamos en Twitter y Facebook, como el gráfico que subimos a Instagram. El problema es cuando alguien publica un contenido y a continuación le pone 10 hashtags sin sentido, consiguiendo así que éstos pierdan su valor. Se trata de etiquetar con cabeza, con un por qué, y no etiquetar a lo loco y hasta la saciedad, perdiendo así la atención de tu público.

Por eso os recomendamos seguir estos tres consejos a la hora de etiquetar vuestras publicaciones, y así conseguiréis no marear a vuestra audiencia con tanto #.

1. Calidad antes que cantidad

Elige bien las palabras que vas a etiquetar. Muchas marcas etiquetan palabras sin interés o peso en la publicación, sólo por mostrar que usan hashtags. Por ejemplo, si tu página es Trapitos, un negocio de moda, poner: “Buenos días, estamos a #lunes, vamos a por la #semana. Os recordamos que nuestra #promoción acaba mañana. #ropacasual”, no resalta lo importante del mensaje. Sería mejor poner: “Buenos días, estamos a lunes, vamos a por la semana. Os recordamos que nuestra promoción acaba mañana. #ropacasual”. Así sí destacamos lo importante y relevante del mensaje, además de generar una etiqueta para la promoción que permitirá ver toda la información sobre la misma a los usuarios.

Según cada red la cantidad idónea puede variar. Por lo general, en Twitter se recomienda no usar más de dos o tres hashtags por tweet, ya que además del problema del espacio, un abuso de los mismos puede hacer que sea tratado como spam y no reciba la atención deseada. En Facebook sería algo parecido, ya que usar una cantidad mayor hace que pierdan fuerza. Mientras que en Instagram pueden usarse varios, pero lo ideal sería cuatro o cinco como máximo. Ya que a veces se acaba poniendo más hashtags que texto en el cuerpo del mensaje que acompaña a la foto.

2. Ten criterio y crea marca

Así como en el punto anterior os recomendábamos etiquetar el nombre de la promoción para hacerla destacar, y que los usuarios pudiesen encontrar más información acerca de ella buscando el hashtag, etiquetar tu marca o tu eslogan es otra forma de hacer branding.

No se trata de poner la etiqueta de tu marca o eslogan en todas las publicaciones que hagas, eso es contraproducente, pero sí hacerlo en contadas ocasiones y con los contenidos apropiados. Por ejemplo, si publicas todos los días de la semana pero sólo 2 de esas publicaciones son de contenido propio, usa sólo en ésas la etiqueta de tu marca o eslogan.

De ese modo, cuando alguien busque tu marca aparecerán todas aquellas publicaciones relevantes sobre ella, de modo que la información importante sea la que vean y no los contenidos de relleno que pueda haber. El ejemplo de antes quedaría entonces así: “Buenos días, estamos a lunes, vamos a por la semana. Os recordamos que nuestra promoción acaba mañana. #ropacasual #trapitos”.

3. El orden y la ortografía también influye

La mayoría de las marcas los usan solamente al final de una publicación, pero los hashtags puedes ponerlos en cualquier parte de tu post o tweet. Introducirlos como parte del texto de la publicación, creando una frase con sentido, hace que los usuarios los vean más claramente que si los ponemos todos de golpe al final del mismo.

Si vas a usar un hashtag que está formado por más de una palabra, es mejor usar mayúsculas y minúsculas para hacerlo más legible, ya que estos no distinguen entre unas y otras. Se trata de poder diferenciar las palabras y conseguir que el hashtag sea más llamativo y fácil de leer. O si se da el caso, usar una abreviatura reconocible que sustituya a una o varias palabras muy largas, por ejemplo, en lugar de #EstadosUnidosdeAmérica poner #EEUU o #USA.

Y si empleamos esto en nuestro ejemplo de la marca Trapitos, el post nos quedaría así: “Buenos días, estamos a lunes, vamos a por la semana. Os recordamos que nuestra promoción #RopaCasual acaba mañana. #Trapitos”.

Así que ya sabes, etiqueta con cabeza, no inundes tus redes de # innecesarios, genera marca con inteligencia y, en definitiva, practica el #smartketing, verás como tu comunidad lo agradece y tu marca despega, te lo dice #SGSmartketing 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?