Cómo triunfar con tu newsletter

Categoría: Branding, Comunicación & Marketing, Web & Blog | Publicado por Carmen Salas


En las bandejas de entrada de la gente cada día se libra una cruenta batalla por conseguir ser un mensaje leído y no ir a parar a la papelera o, peor aún, desfilar al sepulcro de spams.

¿Por qué algunos logran ser abiertos y devorados con interés, mientras otros languidecen en la indiferencia?

Hay varias claves para que una newsletter triunfe. Aquí te daremos las principales.

1. Dispón de una buena diana.

Contar con una base de datos segmentada, depurada y de buena calidad (es decir, de gente que pertenece a tu público objetivo) es fundamental para el éxito de un newsletter.

Imagínate enviando una magnífica información sobre las corridas de toros a los miembros de la Sociedad Protectora de Animales ¿qué éxito puede esperar? Más bien al contrario.

Si envías tu newsletter a una base de datos que has alquilado, con suerte, posiblemente de cada 100 personas 4 ó 5 la abran. Si has adquirido una base de datos más segmentada, es posible que la apertura suba hasta 9 ó 10 personas. Pero si la envías a suscriptores que te han pedido recibir tu newsletter entonces entre un 15 % y un 25 % de personas, o incluso más, seguramente lo abrirán. Mima tu base de datos porque es tu diana.

2. Genera contenido irresistible.

Está claro que si tu contenido no le interesa a tu público no tienes la menor posibilidad de éxito. Ya te hemos dado algunas claves de cómo producir un contenido interesante.

3. Haz sonar la flauta.

Los antiguos pregoneros, antes de dar su mensaje, hacían sonar una flauta, un trompetín o un tambor. De esta manera llamaban la atención de los transeúntes, quienes se juntaban a su alrededor para escuchar el mensaje que iba a transmitirles.

La flauta de una newsletter es el “asunto”. Si no seduces con el sonido de tu flauta no tendrás prácticamente ninguna posibilidad de que llegue el resto de tu mensaje. No escatimes esfuerzos en lograr un gran titular.

Y con “gran” no nos referimos al tamaño, sino exclusivamente a la atención que logre despertar. De hecho, cuanto más corto, mejor. Porque ahora más del 50% de mensajes se leen en dispositivos móviles, entonces conviene que tu título tenga entre 30 y 45 caracteres para que desde el móvil se vea completo y no se corte.

No pongas títulos genéricos como “newsletter semanal”. Ni utilices palabras como “Ofertas”, “descuentos”, “gran ocasión” porque es como si pusieras “Tírame a la papelera”.

Los titulares más seductores suelen ser los que despiertan la curiosidad, revelan algún secreto, prometen una enseñanza, las preguntas, etc. Por ejemplo, ”3 secretos para adelgazar”, “¿Sabías que eres como John Lennon?, ”Cómo seducir en 5 segundos”, etc.

Si añades el nombre de la persona, aumentarás aún más las posibilidades de apertura. Fíjate cómo suena uno de los titulares anteriores “Laura, ¿conoces los 3 secretos para adelgazar?” Parece más cercano y fiable.

4. Al rey, vístelo bien.

Es verdad que el contenido es el rey. Pero el rey, si no está bien vestido, es posible que nadie lo reconozca como tal y pase totalmente desapercibido. En newsletter, las apariencias sí importan y mucho.

Esencialmente hay dos prendas con las que debes vestir tu newsletter: el diseño y la funcionalidad.

Respecto al diseño, cuanto más simple, atractivo y relevante, mucho mejor. Y en cuanto a la funcionalidad, debe ser lo más intuitivo y fácil para interactuar. Una estructura sencilla y visual. Aquello de “menos es más” en este caso se cumple a rajatabla.

5. Prueba, analiza y adapta.

Aprovéchate de herramientas como Google Analytics, no tanto para conocer números –que también– si no más bien descubrir qué temas logran mayor apertura, cuales convierten más, a qué hora tienes mejores resultados, etc.

Por ejemplo, hay bloggeros que han estudiado sus métricas y han llegado a la conclusión de que los lunes y los viernes no era un buen día para publicar. Siendo los martes y miércoles los días que mejor resultados obtenían al enviar sus newsletter. ¿Qué día es el mejor para ti? sólo lo sabrás analizando. ¿Qué temas interesan más a tu público? analiza, analiza y analiza para adaptarte, adaptarte y adaptarte.

Si bien hay muchos más aspectos a tener en cuenta, como que el remitente sea reconocible y no un “Do not reply”, o que coloques el botón de darse de baja fácil de encontrar, que todo esté etiquetado adecuadamente, que… en fin. Pero si tienes en cuenta estas 5 premisas, tienes la esencia para que tu newsletter triunfe.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?