5 errores en marketing online que debes evitar

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

Ya os contamos hace unos días cómo hacer que la cosas ocurran, así que ahora os vamos a contar algunos errores que debéis evitar en el área de Marketing Online para empezar con buen pie, o para corregirlos, si es el caso.

1. No tomar el MK digital como parte de la estrategia de la empresa.

Muchas marcas cometen el error de ver al Marketing Online como una obligación en lugar de como una parte más de la empresa. Y es, de hecho, una parte importante de la misma.

Es posible que no sea tu fuerte, que no sea tu tarea favorita dentro de la empresa, y que lo veas como una obligación, de modo que si no te lo tomas en serio y lo haces a desgana, eso es lo que vas a transmitir. Y con ello sólo conseguirás que nunca sea efectivo, con lo que estarás desperdiciando tiempo y recursos, además de no beneficiar en nada a la marca.

Cada publicación que hagas en redes sociales, cada actualización de tu blog, cada newsletter que envíes es una oportunidad para llegar a tu público, así que no debes desaprovecharla. Y si encima te esfuerzas por ofrecer algo que realmente sea de interés, algo que les aporte valor, no sólo captarás su atención sino que conseguirás que te sigan para estar al tanto de todo lo que ofrezcas.

Cuando te dirijas a ellos imagina que te diriges a tu pareja. Así que cuida tu lenguaje, ponte en su lugar, demuestra que le conoces, que sabes lo que le gusta, lo que necesita y sé amable. Si en lugar de venderte a toda hora te centras en cuidar y mejorar tu relación con ellos, ganarás mucho más a la larga.

2. Empezar sin una estrategia definida.

Si arrancamos sin una estrategia marcada y un plan de marketing estaremos avanzando sin un rumbo definido, y eso es arriesgar demasiado.

Un buen plan de marketing contemplará la estrategia de comunicación a seguir en los diferentes canales en los que esté la empresa: publicidad en medios tradicionales, en internet, en redes sociales, la web de la marca…

Si no tienes claro tu punto de partida y tus objetivos, difícilmente podrás alcanzarlos sin marcarte unas acciones concretas a llevar a cabo.

Un consejo, procura que los objetivos que te marques sean SMART: Specific, Measurable, Achievable, Relevant and Temporary. O lo que es lo mismo: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Si cumplen con estas condiciones te será más fácil conquistarlos.

3. No contar con los dispositivos móviles.

Según las estadísticas, un 40% de las reservas de restaurantes se hicieron desde el móvil en 2014, el 65% de todo el correo electrónico recibido, se abre desde un dispositivo móvil y el 70% de la interacción en las redes sociales se genera desde smartphones y tablets.

¿De verdad crees que es buena idea seguir con una web que no esté adaptada a dispositivos móviles?

¿Por qué cerrarte al momento en el que tus consumidores están delante de un ordenador, cuando puedes aprovechar las infinitas posibilidades que te ofrecen los dispositivos móviles y la tecnología de internet 3G y 4G?

No pierda más tiempo y… ¡¡Adáptate ya!!

4. Falta de adaptación.

¿De verdad crees que es apropiado vincular tus redes sociales para ahorrar un poco de tiempo?

Vale, está claro, pretendes ser más eficaz, pero… ¿Aún a costa de dar una imagen de marca pobre y descuidada?

Cada red social tiene sus normas, sus códigos y casi podríamos decir que su lenguaje o su forma de expresión. Por lo tanto, un tuit a medias porque has enlazado Facebook con Twitter no es lo más apropiado. No hay problema en que compartas los mismos contenidos en todas tus redes, pero como mínimo adáptalos.

5. Hacer oídos sordos.

Poner un email, un teléfono o un formulario de contacto ya no son las únicas vías de comunicación con tus consumidores. Con las redes sociales, las conversaciones ya pueden darse en directo, ya sea abierta o en privado.

De modo que si estás en redes sociales, estás “obligado” a responderles, especialmente si la conversación es en abierto, ya que todo el mundo puede verlo, así que tu reputación está en juego.

Si estás en redes sociales es para escuchar a los clientes. Respóndeles, genera conversaciones con ellos, agradéceles sus opiniones, anímales a participar… en definitiva, escúchales.

Así que ya sabes, si ya estás, revisa si has caído en uno de estos errores, y si vas a empezar, tenlos muy en cuenta ;).

¿QUIERES COMENTAR ALGO?