SEO: 4 errores y 8 mitos que debes evitar en 2015

Categoría: SG | Publicado por SG Smartketing

Posicionar una web o blog es una tarea larga y costosa, no es algo que se consigue de la noche a la mañana como muchas marcas aún siguen creyendo. Sí, a golpe de talonario y Google Adwords se puede conseguir algo temporal, pero el dinero no es infinito y si los contenidos no son atractivos esto durará poco. Además, el ya famoso algoritmo de Google cambia a menudo, y lo que hoy tiene mayor peso o importancia, mañana no se sabe cómo afectará.

Muchas webs y sobretodo muchos blogs cometen una serie de errores en el SEO que, en muchas ocasiones, les hace abandonar antes de tiempo. El problema, en muchos de estos casos, es que se centran en arrancar lo más rápido posible y en generar contenidos pero descuidan el SEO.

Afortunadamente, esto no es un problema tan grave. Con una labor básica de SEO se pueden mejorar visiblemente los resultados, y si ya hablamos de una consultoría completa y un trabajo específico, la primera página de Google no quedará tan lejos en el tiempo.

Algunos de los errores más básicos que suelen cometerse son:

  1. La ignorancia absoluta no está permitida: Muchos bloggers empiezan sin tener ni idea ni siquiera de lo más básico. Cosas como los títulos, los subtítulos, las URL amigables… son aspectos que ayudan y no todos lo saben.
  2. Si te pasas te lo pierdes: Es malo no saber, pero también es malo pasarse de listo. Las técnicas de black hat son muy llamativas por su facilidad para obtener resultados fáciles y tempranos, pero están perseguidas por Google, de modo que exponerse a que la próxima actualización de su algoritmo nos cace, no compensa, ya que la penalización nos hará caer tan rápido como ascendimos.
  3. Pon guapos a tus post: Muchos bloggers no se preocupan de optimizar la apariencia de sus post de cara a cómo aparecen en las páginas de resultados de los motores de búsqueda. Esto, que parece una tontería, es un factor más a tener en cuenta para que los usuarios aterricen en tu blog.
  4. Tu esqueleto y sus articulaciones también importan: En el caso de los blogs y las webs, el esqueleto es el Sitemap, que es la estructura interna de la web que se envía a Google para que indexe correctamente todas y cada una de tus páginas. Y las articulaciones serían los enlaces internos. Ambas cosas hay que cuidarlas para que Google nos tenga en cuenta debidamente.

Y si de verdad te empiezas a preocupar por tu SEO, o ya lo hacías, te vamos a contar algunos mitos que deberás quitarte de la cabeza de cara a optimizar tu web o blog:

  1. La autoría de Google: En un intento por potenciar su red social, Google fomentó entre los usuarios la configuración de Google Authorship, que valía para asociar el perfil de la red social con el blog en el que se escribía. Esto se eliminó en una de las últimas actualizaciones del algoritmo, de modo que ya no afecta.
  2. Cantidad Vs Calidad de enlaces: Muchos se obsesionan por conseguir el mayor número posible de enlaces externos hacia su web o blog, y sí, esto ayuda a mejorar el posicionamiento, pero más que la cantidad, para Google vale más la calidad de los mismos. Así que debemos de ser algo más selectivos.
  3. Perder el norte por el ranking: La máxima obsesión de todo el mundo es salir el primero, pero ¿Consigues con esto alcanzar los objetivos de tu empresa? ¿Estás siendo más útil para tus consumidores al alcanzar dicha posición? Más importante que ser el
    primero es ser útil para ellos y conseguir los objetivos que te marques. Consiguiendo esto último conseguirás lo otro y estarás en el buen camino.
  4. La clave son las palabras clave: hoy en día ya no se usan sólo palabras clave, ahora Google entiende hasta frases o cadenas de palabras. De modo que el buscador penalizará el abuso de palabras clave porque sí. Hay que medir su porcentaje de peso en la web y a la vez, que la información que demos a Google tenga sentido.
  5. La home tiene que explicarlo todo: Falso. Hay webs muy simples donde la gente no se pierde para nada y sabe perfectamente lo que ofrecen. La home tiene que ser muy visual. Habrá casos y casos, pero no hay que obsesionarse con llenarla de información para que se sepa todo nada más entrar.
  6. Cuánto más grande mejor: Hay quien cree que cuántas más páginas tenga la web mejor indexada estará. Falso. Google no indexa todo lo que se publica. A veces las páginas se indexan pero al cabo del tiempo ya no siguen en el índice. Y sólo por el hecho de estar indexadas no quiere decir que el tráfico que atraigan sea cualificado. De modo que de nuevo volvemos a la gran frase de: El contenido es el rey. Céntrate en la calidad y olvida la cantidad.
  7. Lo local no posiciona: Peligrosamente falso. Con el auge de la geolocalización de los dispositivos móviles el factor local irá primando cada vez más. De modo que si tu marca es un negocio con ubicación física, no dejes de usarla en las palabras clave para que no sólo sea Google quien te encuentre, sino también tus clientes más cercanos.
  8. El SEO es gratis: NADA es gratis en esta vida. Para que una buena estrategia de SEO funcione hacen falta 3 cosas: expertos, tiempo y esfuerzo, y nada de esto se regala.

Así que si en 2015 quieres empezar con buen pie y acertar de pleno con tu estrategia de posicionamiento, ya sabes lo que NO debes hacer.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?