5 Mejoras para que tus clientes no huyan de tu tienda online

Categoría: e-Commerce | Publicado por SG Smartketing

No hay tienda online que en sus objetivos no esté incrementar las ventas pero también, vender no es sólo que los usuarios conozcan el producto o entren en la tienda. Así que si tienes una tienda online, al igual que tú te haces revisiones periódicas en el médico, ¿se las haces a tu tienda?

Promociones y bonos pasados de fecha, páginas de productos sin terminar de optimizar o directamente sin optimizar por falta de tiempo (o pereza en algunos casos), sites desfasados sin desactivar, o páginas con falta o ausencia total de metadatos para el SEO. Todos éstos son algunos de los errores más comunes que se suelen cometer, y todos ellos contribuyen a que tu tienda online no vaya como debería, y por ende, a una posible pérdida de clientes y de ventas.

Vender es conseguir que alguien se fije en tu producto, tu servicio o en ti; que confíe en ellos o en ti, y que te prefiera antes que a tu competencia. La errónea creencia de que a mayor tráfico más ventas es algo demasiado común. Una baja cifra de ventas puede deberse a varios motivos, a parte del hecho de tener una baja cifra de visitantes.

Piénsalo de otro modo. Imagina que tienes una tienda física en una buena ubicación en tu ciudad, tus ventas no son buenas y eso que tienes una buena afluencia a la misma. El hecho de que metas a más gente no tiene que significar por obligación más ventas. Es posible que de entrada la tienda llame la atención, pero luego el producto que vendes no tenga una buena presentación, y muchos de los que entrasen se vayan sin comprar porque no les gusta lo que ven.

Es más, ¿crees que sería bueno aumentar las visitas a una tienda que no vende sin analizar antes cuál es el problema?

Por ello queremos ayudarte y te proponemos estos cinco puntos a chequear para mantener la buena salud de tu tienda online:

1. Las políticas, ese gran olvido.

La inmensa mayoría de pequeñas tiendas online cometen el mismo error, desarrollan unas políticas de servicio de la tienda básicas al inicio y se olvidan de ellas para siempre. Parece una tontería pero más de un usuario se las lee y pueden influir en la confianza en tu marca.

No caigas en este error y revísalas periódicamente, tratando de mejorarlas en la medida de lo posible y hacerlas un poco más amigables con tus usuarios: amplía las formas de pago, mejora los plazos de entrega, concreta mejor la política de cambios, devoluciones y reembolsos, dales más seguridad mejorando tus políticas de privacidad… Ves por donde vamos, ¿no?

2. No olvides, optimiza tus páginas constantemente.

Que se pueda llegar rápidamente a los productos que le interesan al usuario, que se puedan añadir fácilmente al carrito, que sea un diseño agradable a la vista y fácilmente navegable… Todo esto es lo básico que ya os contamos en su día, incluso llegamos un poco más allá, ahora es momento de investigar.

Se trata de llegar un poco más allá, analizando cosas como si es mejor una estructura de matriz por columnas, la cantidad de columnas, la ubicación del botón de compra, las imágenes del producto… Sí, ya sabemos que no siempre se tiene un equipo de expertos detrás, perorealizando pequeñas pruebas con uno de estos elementos y analizando después puedes ir consiguiendo estas mejoras y ver si dan resultado analizándolas después.

3. Las páginas de productos también se optimizan.

Vale, ya has optimizado las páginas principales de tu tienda, pero ahora toca las verdaderamente importantes, las de producto, no sólo para mejorar el SEO sino también para aumentar tus conversiones. Cosas que pocas veces se tienen en cuenta como:

  • Los derechos de imagen de las fotos: si no son tuyas asegúrate bien de conocer la fuente.
  • Las etiquetas de las propias imágenes: un correcto etiquetado mejorará el SEO y aumentará las visitas. ¿Sabes que mucha gente llega a las tiendas online a través de Google Imágenes?
  • Las descripciones de los productos: ¿son tuyas o de tu proveedor? ¿Son originales y atractivas? ¿Cortas o parrafadas?
  • Las URL: Incluir el nombre del producto te ayudará a optimizarlas y atraerá tráfico segmentado.
    La creatividad vende, ya os lo dijimos, así que ¿por qué no dedicar un poco de tiempo a este punto?

4. Lo pasado no debe olvidarse.

¿Te imaginas ir por un supermercado y encontrarte el cartel de la promoción de la fruta de temporada de verano en pleno invierno cuando ni siquiera la tienen? Verdad que no. Pues entonces, ¿por qué lo haces en tu tienda online?

Muchas webs se olvidan de retirar las promociones y cupones de descuento que aún no han vencido. Una promoción olvidada puede dar imagen de abandono, y un cupón sin fecha de vencimiento y sin retirar puede acabar siendo usado por cualquiera una vez que la promoción ya terminó.

5. El contenido es…

Hasta la saciedad lo repetiremos, sí. Pero es que es lo que hay, es lo que posiciona Google y es lo que está empezando a primar de forma importante Facebook, así que si para ellos es lo importante, para ti tiene que serlo.

Genera nuevos contenidos que aporten valor a tus usuarios. Cosas como: tutoriales sobre tus productos, curiosidades sobre los mismos, vídeos divertidos… Con ello no sólo conseguirás fidelizar a tus clientes sino que además mejorarás la experiencia de usuario en tu tienda.

Así que ya sabes, no dejes que tu tienda online vague a su suerte por internet, cuídala un poquito más y los resultados no tardarán en llegar.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?