12 Ideas para motivar sin gastarte un euro

Categoría: Management | Publicado por SG Smartketing

El marketing tiene muchas variantes: MK Directo, MK 2.0, Buzz MK, MK Ambush MK… Y no todas van en el mismo sentido. Una marca no sólo ha de cautivar a sus consumidores, también ha de ganarse a sus empleados para que éstos a su vez sean los mejores embajadores de la misma. Todas las acciones de comunicación que buscan promocionar los valores de la marca, la identidad corporativa, y la imagen de marca entre sus empleados son conocidas como MK Interno.

Y una parte de ellas son aquellas que están destinadas a motivar al personal, pero no hablamos sólo de la parte económica. Está más que comprobado que un empleado motivado es más productivo, aprovecha mejor el tiempo, acude al trabajo más contento, y eso supone mejores resultados para la empresa.

Por supuesto que el dinero es un gran motivador, pero no siempre es el más importante ni mucho menos el único. Existen numerosos estudios que demuestran que si los trabajadores se sienten valorados, son más productivos, leales y están más satisfechos.

Por eso, más allá de la nómina, las pagas extras, los incentivos por ventas o las comisiones, existen toda una serie de fórmulas para motivar a la plantilla y mejorar el clima laboral. Y lo mejor de todo viene ahora, todas ellas son prácticamente gratis.

De modo que si buscas tener un equipo motivado, comprometido con la empresa y que sean los primeros abanderados de tu marca, estos consejos te interesan:

  1. Reconocimiento: El más básico de todos, el reconocimiento de los progresos y logros de los empleados. Cuando alguien hace un buen trabajo hay que reconocérselo. Este gesto no cuesta nada y puede significar mucho para esa persona.
  2. Elogios públicos: Vendría a ser algo así como la segunda parte del punto anterior. Si ha hecho un buen trabajo y los resultados obtenidos por el equipo han mejorado gracias a esa persona, un elogio en público le sube el ánimo y la motivación por las nubes a cualquiera.
  3. Se agradecido: Es básico, es sencillo, es de ser educado, pero sobretodo, es algo fundamental que no todo el mundo dice: gracias. Aprende a decir gracias y la actitud del equipo cambiará en positivo.
  4. Trabajo 2.0: En la era de Internet de alta velocidad y de la conectividad existen muchos trabajos que pueden realizarse a distancia. Mediante una buena organización, unos objetivos y un control de tareas, puede ser algo factible en tu empresa. Y dados los problemas de conciliación de la vida laboral con la familiar, esto puede ser un plus de motivación.
  5. Libre elección vacacional: Hoy en día, en un mundo tan globalizado, la estacionalidad de algunas empresas y7o sectores ya no es tan fija como antaño, ya que la mezcla de mercados internacionales y horarios laborales hace que ya sea menos habitual que las vacaciones sean sólo en verano. Por eso, si los mercados y la dinámica de la empresa lo permiten, ser permisivo en la elección de las vacaciones contribuirá a la satisfacción del implicado y puede suponer otro factor motivacional.
  6. Participa en las Redes Sociales: Ya que vivimos en la era de las redes sociales, ¿por qué no escribirle una recomendación o una reseña en Linkedin? O ¿por qué no valorar sus aptitudes en dicha red? Que el jefe te valore no sólo de forma pública también es algo que motiva.
  7. Fomenta su creatividad y desarrollo personal: algunas empresas otorgan un porcentaje del tiempo de oficina para sus trabajadores, para que lo destinen a proyectos personales. El ejemplo más claro de esto es Google, y gran parte de los proyectos personales de sus empleados han acabado en nuevos productos y servicios del gigante tecnológico.
  8. El muro de la fama: Puede ser en un lugar visible de la empresa o en la zona donde almuerza. El poder motivacional de un “muro de la fama” donde se mencionen los logros de algunos de ellos, o el empleado del mes, o el departamento que ha cumplido más objetivos… puede ser una buena fórmula.Y ya, dependiendo de algunas empresas, estas otras pueden resultar también interesantes.
  9. El día de la mascota: organiza un día en el que cada uno lleve a su mascota al trabajo y se hagan actividades de equipo.
  10. Cambia el look: si habitualmente visten uniforme o van de traje, permite un día a la semana o al mes, en el que puedan ir vestidos como quieran.
  11. Jefe por un día: a modo de premio, permite que durante un día, el empleado premiado trabaje desde el puesto del jefe y viceversa.
  12. EL ALMUERZO: de nuevo, un día a la semana o al mes, permíteles disfrutar de un tiempo de almuerzo algo mayor.

Todos estos son consejos o ideas para que cada uno evalúe si alguna o varias de ellas son aplicables en su sector, empresa, departamento o puesto. Nuestra intención es inspiraros para tratar de mejorar el ambiente laboral y aumentar la motivación.

Como ves, muchas son ideas bien sencillas, básicas, lógicas y de muy reducido coste, si es que lo tienen. Tenerles contentos y motivados es importante y fundamental. Así que, ¿para cuándo ese día de la mascota? 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?