4 errores que debes evitar en tu marketing de contenidos

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

Os hablamos en su día de la dificultad para enfrentarse a la hoja en blanco cuando queremos redactar un post, pero no es la única tarea que requiere de una buena dosis de imaginación, trabajo, conocimientos y nuestra tan querida creatividad.

Según el estudio “The State of Small Business Content Marketing 2014”, una gran mayoría de las pequeñas y medianas empresas tiene problemas a la hora de generar, difundir y dinamizar sus propios contenidos.

El problema muchas veces no es fácil de ver, porque creen que lo que hacen es suficiente, está bien y no necesitan ayuda. Pero la realidad es muy diferente según nos muestra este estudio. Así que, si te ves identificado en alguno de estos problemas, quizá sea hora de actuar y ponerles solución.

1. No vayas como el conejo blanco.

Al igual que el conejo de la famosa historia de Alicia en el País de las Maravillas, siempre van solos y contrarreloj, siempre con falta de tiempo. Y la prueba está en que dedican poco tiempo a la redacción de un post. Roma no se hizo en un día.

Si no tienes tiempo suficiente para llevar a cabo una de las tareas más importantes en la generación de contenido propio, quizá sea hora de que busques ayuda externa. Un profesional que se encargue de ello puede ahorrarte mucho tiempo, dolores de cabeza, mejorar la calidad y cantidad de los mismos e incluso aumentar tu alcance y llegar a una mayor audiencia.

Además, ¿Por qué esa costumbre de trabajar sólo? ¿Por qué no involucrar a otros colaboradores? Ellos conocen la empresa como tú, y seguro que pueden aportar historias, anécdotas o ideas que contribuyan a la generación de contenidos. Hazlos partícipes y ganaréis todos.

2. No hagas el mono y deja de chuparte el dedo.

No seas monoformato. Una cantidad importante de empresas se conforman con tener un blog que difunden por redes sociales y con algo de email marketing y ya está. ¿Eso es todo?

Puedes generar contenido en formato de imagen sencilla, de video, de infografía, de pequeñas historias, de píldoras temáticas, de podcasts… Internet te ofrece una gran cantidad de formatos, así que si no los dominas o conoces, de nuevo un profesional puede ayudarte mucho.

Y deja de navegar según sople el viento. Muchas de las decisiones sobre el tipo de contenidos o la temática de los mismos se toman sin basarse en datos, sólo en impresiones parciales o en sensaciones. Los números están ahí. En internet se puede medir prácticamente todo, así que deja de chuparte el dedo para ver por donde sopla, coge el timón de tu cuadro de mando y decide tras haberlo estudiado bien.

3. No piques como las gallinas.

Según se desprende del estudio, más del 80% de las pequeñas empresas crean contenidos distintos para la web, las redes sociales y el newsletter. ¿Te imaginas a Coca Cola comunicando campañas diferentes en cada uno de sus canales?

Si Coca Cola no lo hace, tú tampoco. Trata de mantener una imagen homogénea en todos tus canales, y de que el mensaje sea el mismo en todos ellos. Una cosa es que cada canal vaya dirigido a un público “diferente” como pueden ser Facebook y Linkedin. Y otra es que la marca no tenga una línea editorial clara.

Un plan de comunicación adecuado te ayudará a solucionar esto, le dará más fuerza a tus comunicaciones y las hará más eficaces. Se coherente y no marees a tu audiencia.

4. No hagas la guerra por tu cuenta.

Según parece hay como un cierto miedo a asociarse, ya que 3 de cada 4 empresas nunca han trabajado con un socio.

Son muchas las ventajas de llevar a cabo campañas de Co-Marketing: puedes generar sinergias que os beneficien a ambos, reducir costes de las campañas, aumentar el alcance de las mismas… Incluso aumentar el nivel de contenidos de los blogs o mejorar el posicionamiento online mediante la generación de post que hablen de temáticas comunes. Por ejemplo, una empresa de muebles y una de decoración hacen una campaña conjunta. Aprovechando la situación, en el blog de la empresa de muebles se habla también de decoración y viceversa. Libérate de tus miedos y emprende nuevas aventuras con un “compañero” de viajes.

Desde empresas de tu mismo sector, a empresas de otros sectores, pasando por los ya conocidos influencers, las posibilidades que tu marca tiene ante sí son múltiples.

Elimina tus barreras mentales, abre bien tus ojos y lánzate a mejorar tus contenidos. Lo peor que te puede pasar es que aprendas algo nuevo 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?