4 consejos para ser el Spielberg de Youtube

Categoría: Social Media | Publicado por SG Smartketing

Cada minuto se suben más de 300 horas de vídeo a Youtube. Sólo con este dato puedes hacerte una idea de la popularidad del portal y del potencial que ya tiene a día de hoy. Pero ¿Sabías además que es el segundo buscador más usado del mundo por detrás del archiconocido Google?

Si la competencia por ganar audiencia en televisión ya es grande con poderosas empresas que invierten millones, cabría pensar que a esta escala también. Pero no es así, ya que el público potencial también es abismalmente mayor, y no hay barreras de entrada de carácter económico tan enormes como en ese medio.

Por eso, si eres una pequeña empresa no te has de desanimar. Youtube no tiene limitaciones de horarios, no exige presupuestos elevadísimos, ni hace falta que dispongas de un estudio de grabación, actores, medios… En esta plataforma la creatividad y la originalidad están por encima de todas estas cosas (siempre que tengas buen gusto, ya que no vale cualquier cosa).

Ejemplos españoles los tenéis a miles. Desde un canal para amantes del fitness con más de 3.000 suscriptores y casi un cuarto de millón de visualizaciones, hasta un canal de vídeos frikis y de humor con más de 11 millones de suscriptores y más de 1.800 millones de visualizaciones. Ambos son jóvenes españoles que sin más medios que una webcam o un móvil, un programita de edición de vídeo, y grabando desde su casa, han conseguido hacerse un hueco más o menos grande en la famosa plataforma.

Así que si ellos han conseguido triunfar con su canal, ¿por qué tu marca no puede hacerlo?

Evidentemente no vale hacer cualquier cosa, hay que saber qué le gusta a tu público objetivo, y tener buen ojo para hacer algo con gancho que anime a ser compartido para que alcance la máxima viralidad posible.

Lo más importante para que un canal de youtube funcione bien es generar contenidos que atrapen y emocionen a los usuarios. Se trata de llegarles, de tocarles la fibra y con ello conseguir que viralicen nuestros vídeos. Así que emociona, haz reír, llégales al alma, en definitiva, conquístales, y conquistarás Youtube.

De modo que si no tienes un canal de Youtube anímate con uno, y si ya lo tienes, sigue estos consejos para darle vida.

1. Cortometrízate

Lo bueno si breve, dos veces bueno. No hace falta que hagas una superproducción para engancharles, por lo general los vídeos cortos suelen tener más éxito, animan más a ser vistos, y por supuesto a ser compartidos. Un breve paseo por el propio Youtube puede darte ideas de otras marcas o hasta de tus propios consumidores.

2. Edita y distribuye

Hoy en día hay multitud de programas de edición muy sencillos de aprender y de usar (Windows movie maker, Virtual Dub, Wax…), y que pueden marcar la diferencia entre un simple vídeo y un buen montaje.

3. Si te vendes, hazlo bien

Si en alguno o algunos de tus vídeos van a aparecer tus productos o servicios, habla de lo que pueden hacer por tus usuarios, y no los llenes de datos técnicos que posiblemente sólo tú conoces.

4. El SEO ese gran olvidado

Pocos usuarios saben del potencial SEO que ofrece la plataforma. Como ya hemos comentado, es el segundo buscador más usado, por algo lo será. El motivo es que cada vídeo puede ser editado con una serie de opciones que influyen y mucho a la hora de aparecer en los resultados de las búsquedas, y que son:

  • El Título: No dejes algo del tipo anuncionavidad.avi donde hasta pueda verse la extensión del vídeo que subiste. Cámbialo por uno donde se lea tu marca y proporcione información, algo como Coca Cola – La Felicidad.
  • Palabras clave: No sólo son importantes en el título, en la descripción también. Procura redactar un texto breve pero rico en palabras que identifiquen aquello que los usuarios van buscando: tu marca, el producto o servicio, el eslogan
  • Las Etiquetas: Se generoso pero no repetitivo. Emplea todas aquellas palabras clave que definen a tu marca o producto, el nombre (tanto de la marca como del producto), y algunas palabras asociadas que tengan relación. Entre 6 y 8 palabras es lo ideal.

Y ya, por tu parte, sólo te queda difundirlo: por tus redes sociales, en tu blog, en tu web, por WhatsApp… Si lo has hecho bien, que se convierta en viral es sólo cuestión de tiempo.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?