Cómo besar para que tus ventas aumenten. Sorpresas del neuromarketing

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por Fernando Seco Marrone

Uno de los consejos de seducción que daba “Hitch”, –el doctor amor en la película homónima de 2005 protagonizada por Will Smith– era que ”el secreto del beso es llegar a un 90% de la distancia y esperar… –¿cuánto?– el tiempo que haga falta para que ella recorra el 10% restante.”

Desconocemos si Hitch sabía o no lo que el neuromarketing ha descubierto, pero curiosamente tenía toda la razón.

Nuestro cerebro adora completar las cosas imaginándolas. El momento previo a un acontecimiento hace que las neuronas terminen la acción y se despierten las emociones.

Si vemos un beso ya dado, el tema está resuelto, ya no hay margen para la imaginación que es lo que activa el deseo.

¿Cuál de estos dos besos preferirías experimentar tú?

post besos

Seguramente habrás escogido el segundo, porque tu cerebro ha completado la acción inconclusa con tu imaginación logrando involucrarte mediante tus emociones. En contrapartida, el primero ya está consumado. Eso es todo lo que hay. Tu cerebro no debe completar nada por lo tanto te quedas más o menos como estabas.

Veamos cómo aplicaríamos esto a la hora de publicitar un producto. Supongamos que vendemos chocolate. La modelo y la trufa que verás a continuación es exactamente la misma pero ¿qué foto te provoca más deseos de saborear esta delicia?

Fotos trufas

La primera imagen donde la chica “casi” va a darse el gusto, será la que más deseos despierte y, en consecuencia, mayor porcentaje de ventas consiga.

Recuerda que es mejor insinuar lo que va a pasar que mostrar directamente lo que ha pasado.

¿Cómo debes besar para que tus ventas aumenten?

Sólo debes recordar que el mejor beso es el que está a punto de darse.

¿Necesitas una prueba empírica para convencerte? Lo sentimos, pero tendrás que arreglártelas por tu cuenta… Salvo que seas Will Smith o Eva Mendes 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?