5 consejos para no parecer novato en Twitter

Categoría: Social Media | Publicado por SG Smartketing

Desde que naciese allá por marzo de 2006, la famosa red social del pajarillo azul ha evolucionado y crecido bastante. Actualmente, cuenta con más de 302 millones de cuentas de las cuales 288 millones son usuarios activos. Su ritmo de uso ha alcanzado el frenético ritmo de más de 500 millones de tuits diarios y un 30% de sus usuarios acceden a la misma de forma diaria.

Además, fijándonos desde el punto de vista de las marcas:

  • El 72% de los usuarios que siguen a alguna marca son más propensos a comprar sus productos.
  • El 47% de los usuarios que siguen a una marca tienden a visitar su web.
  • El 34% de los vendedores usan Twitter para generar clientes potenciales.
  • El 80% de los usuarios utiliza la red desde dispositivos móviles.
  • Y sólo el 10% son cuentas de empresas.

Ante este panorama, y como se puede intuir por estos datos, aún hay muchos usuarios (personas y marcas) que no terminan de conocer bien la plataforma o que no acaban de sacarle más partido. De modo que aquí van unos consejos para que tu cuenta de Twitter sea más activa, más visitada y más seguida.

1. Empieza por la A, como siempre

Como todo en esta vida márcate unos objetivos antes de empezar. Desde ser un mero divulgador de noticias como los cientos de cuentas que ya hay, hasta crear una comunidad para tu marca en la que animes a tus usuarios a ser partícipes de la misma hay mucha diferencia.

Así que primero siéntate y piensa en cosas como: ¿cuánto tiempo le voy a dedicar?, ¿qué nivel de actividad quiero que tenga?, ¿voy a ser capaz de mantenerlo?, ¿qué tiempo de respuesta le daré a mis usuarios?… Hay muchos detalles que deberás tener en cuenta según tus objetivos.

2. Elige bien tu nombre

Aunque puede cambiarse tanto el nombre del perfil como el del usuario, es recomendable que elijas uno apropiado y no lo modifiques nunca, eso no suele dar buena imagen y puede confundir a tus seguidores.

Elige uno que sea fácilmente recordable, que no esté en uso (evidentemente), y que sea homogéneo con respecto al resto de redes sociales en las que estés. Especialmente si eres una marca.

Y por último, personaliza tu URL acorde al nombre elegido. Has de tener en cuenta hasta el más mínimo detalle para que tu nombre sea fácilmente recordado.

3. Cuida tu imagen y tu biografía

Sí, es algo obvio, pero todavía hay cientos, quizás miles de usuarios que siguen con el famoso huevo de Twitter como imagen de perfil. Algo que entre los tuiteros suele significar que la cuenta es poco fiable o que su propietario se preocupa poco por ella ¿De verdad quieres que tu marca dé esa imagen?

No sólo la imagen de perfil, la de portada también. Hay muchos usuarios y marcas que hacen auténticas obras de arte con sus imágenes.

Y para una buena cuenta, nada mejor que una buena descripción. El espacio para tu biografía, como todo en Twitter está muy limitado, así que tendrás que armarte de creatividad, capacidad de síntesis y un poco de originalidad para completarla.

4. Comparte calidad aunque no sea a raudales

Partimos de la base de que el principal objetivo es crear una comunidad con la que interactuar y comunicarte. Y gran parte del éxito de tu perfil depende de esa comunidad.

Si generas y compartes contenidos de calidad, tanto tuyos como de otros usuarios, mencionándolos, retuiteándolos o marcándolos como favoritos, tu comunidad crecerá muy rápidamente. Si consigues que las personas vean en ti a un usuario que comparte e interactúa, les interesarás y te devolverán ese interés.

La velocidad a la que crecerá tu comunidad será directamente proporcional a la cantidad y calidad de la actividad que tenga tu perfil. De modo que lo ideal, aunque no generemos una cantidad importante de contenidos, es que éstos sean constantes. Más vale dos o tres tuits diarios y de calidad que veinte en dos días y luego una semana de silencio.

5. Selecciona bien tus interacciones y sé agradecido

Trata de hablar e interactuar con mayor frecuencia con aquellas cuentas que tengan más interés para ti. Haz batidas cada cierto tiempo en busca de cuentas afines, de la competencia, de influencers… Se trata de aumentar la cantidad de cuentas que van a saber de tu existencia y que pueden interesarse en ti.

Trata siempre de ser educado: agradece cuando te mencionen o cuando te retuiteen, y responde siempre a todos los mensajes que recibas.

Y haz un buen uso de la herramienta estrella de la red, los hashtags. Nunca sabes por dónde van a conocerte.

Ya sólo nos queda decirte que le des a tu perfil un toque y estilo personal. No seas un autómata respondiendo, no seas demasiado serio a menos que sea ése el estilo que buscas. Demuestra que detrás hay una persona y no una máquina.

¡Ah sí! Por si aún no nos sigues… @sgsmartketing 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?