Cómo evitar la muerte por plugins en WordPress

Categoría: Web & Blog | Publicado por SG Smartketing

Para compartir en redes sociales, para mejorar el SEO, para tener un formulario de contacto, para generar un newsletter, para mejorar la seguridad de la web… Existen decenas y decenas de plugins para mejorar tu web / blog en WordPress pero, ¿Cuántos puedes instalar? ¿Es malo tener muchos instalados?

Los plugins son casi casi el secreto del éxito de WordPress. Para quien no esté muy puesto en el tema, un plugin es una aplicación que le puedes instalar a WordPress, y que le proporciona una funcionalidad adicional a las ya existentes. Algo así como las aplicaciones para los smartphones.

Desde plugins muy sencillos y gratuitos, hasta plugins muy completos y de pago, hay todo un abanico de opciones diferentes. Y hoy por hoy no existe ningún tipo de limitación por parte de WordPress en cuanto a la cantidad de ellos que puedes instalar. Podrías tener tu web con 25 plugins instalados y que funcionase sin problemas.

Ahora te preguntarás ¿Un post entero para decir algo que se puede resumir en una frase?

No, no es tan sencillo como lo hemos resumido. Hay que tener en cuenta algunos factores que sí te “marcarán” algunas restricciones en la cantidad de plugins instalados.

Es importante que entiendas que cada web es distinta, y que el mismo plugin no tiene por qué funcionar igual de bien en una que en otra. Factores como el hosting que tengas contratado, la configuración de seguridad del servidor, la superposición de funcionalidades con otros plugins o incluso el simple hecho de que haya otros instalados, pueden darte problemas en tu web.

Es más, si te paras a leer algunos artículos sobre el tema, verás que muchos hablan de reducir la cantidad de plugins con el objetivo de mejorar la velocidad de carga, la seguridad frente a posibles ataques y el rendimiento de tu web. Pero esto no es del todo cierto.

Más importante que la cantidad es la calidad. Si un plugin está bien desarrollado no tiene por qué causarte problemas. De ahí que muchos estén sacando constantes actualizaciones para seguir mejorando. De modo que lo importante es que antes de ponerte a instalar plugins como un loco, analices bien los que existen para cubrir la función que necesitas y selecciones el más apropiado. Así que sí, algunos de ellos pueden “dañar” a tu web, pero no por tener muchos, sino por la calidad de la programación de los mismos.

Podrías tener tu web con 20 plugins muy bien desarrollados y que funcionase perfectamente. Y también tener sólo 2 instalados, pero que uno de ellos fuese un completo desastre de programación y que tu web te diese problemas de carga o de seguridad.

Entonces, ¿Instalo todos los plugins que quiera en mi web?

Sí, puedes. Aunque no es la práctica más recomendable por lo que acabamos de explicarte, puedes hacerlo.

¿Y por qué el informático me recomienda que no lo haga?

Como encargados de crear la web y velar por la seguridad de la misma, es muy frecuente que te recomienden no excederte, principalmente por lo que ya hemos comentado. Resulta que en muchos casos, desarrollador y administrador de la web no son la misma persona, de modo que cabe el riesgo de que el segundo se ponga a instalar plugins sin haberlos analizado correctamente antes.

¿Y cómo tengo que analizar los plugins para no equivocarme?

No existe una fórmula mágica ni un comparador como con los seguros de coche. Se trata más bien de que sigas unos consejos básicos:

  • Analiza tus necesidades: ¿qué funcionalidad necesitas cubrir? ¿Hay algún plugin que haga lo mismo además de otras funciones necesarias?
  • Descarga sólo de sitios web de confianza: Si realizas una pequeña investigación de los principales desarrolladores de plugins, verás que tienen para casi todo lo que necesitas. Así que evita aquéllos que no inspiren confianza. Sitios como la propia web de WordPress o programadores como Inkthemes, Woothemes y Cyberchimps, son algunos de los más conocidos.
  • ¡Importante! las actualizaciones: Como ya hemos dicho, comprueba que se actualiza constantemente. No instales un plugin cuya última actualización fue hace 3 años.
  • Compatibilidad con WordPress: Esto está muy relacionado con el punto anterior. Comprueba siempre que esté actualizado para ser compatible con la última versión de WordPress que tengas instalada.
  • Desinstala: Acuérdate de desinstalar aquellos plugins que no uses. Al no mantenerlos actualizados estarías poniendo en riesgo la seguridad de tu web.

Resumiendo. No existe un número mágico de plugins que garanticen el perfecto funcionamiento de tu web y todas sus funcionalidades. Simplemente trata de elegir aquéllos que realmente necesitas tras haber comprobado que no afectarán ni a la seguridad ni a la velocidad de tu web. Si sigues estos consejos, tu web WordPress seguro que irá de maravilla.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?