Lujo 2.0: la exclusividad online también existe

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por SG Smartketing

El mercado del lujo es el único que no sólo no sufrió la crisis sino que incluso llegó a presentar incrementos de ventas en algunos sectores. Actualmente existen en el mundo unos 380 millones de consumidores de bienes y servicios de lujo, y en 2020 serán 440 millones de consumidores, un incremento del 15%. Y eso que aún no ha entrado de lleno en la red. De ahí que quepa preguntarse, ¿Está reñida la exclusividad del lujo con la masividad de la red? ¿Qué ha frenado a este mercado para entrar en el mundo online? ¿Es el Inbound Marketing la solución para estas marcas?

Por lo general el lujo se asocia con la exclusividad. Son varios los aspectos que convierten un artículo en exclusivo, y todas ellas tienen el mismo punto en común, la escasez. El significado mismo de la exclusividad es el hecho de que el acceso sea restringido y que la cantidad de unidades sea limitada.

El lujo no es algo democratizable, eso es algo contradictorio. Si un artículo de lujo se vuelve popular pasará a ser considerado como un artículo más, un producto estándar, y dejará de ser exclusivo. De ahí que este mercado no haya visto con buenos ojos el entrar en la red a ofrecer sus productos. El canal más masivo y democrático que hay no es el mejor lugar para vender exclusividad. O no lo era, mejor dicho, ya que el Inbound Marketing ha abierto la puerta a algunas marcas que hasta ahora ni se lo planteaban.

Su forma de trabajar, y sus técnicas poco intrusivas a la hora de llegar a los usuarios, hacen del Inbound Marketing la forma más idónea y efectiva para que el mercado del lujo consiga seducir a sus consumidores y entre de lleno en la red.

Como les ha ido sucediendo a todas aquellas marcas que ya han puesto en marcha estas técnicas, a las marcas de lujo también les hará falta un periodo de adaptación hasta que consigan interiorizar las nuevas estrategias digitales. Un mercado en el que sus consumidores están más que acostumbrados a la tienda física, necesita de buenas dosis de trabajo y desarrollo para conseguir cambiar esa mentalidad por una un poco más tecnológica.

Aquellas marcas de lujo que consigan una experiencia de compra óptima para sus usuarios conseguirán el objetivo, y por ende, el aumento en las ventas.

Poniéndolo en números, según un estudio de McKinsey, el 60% del Tráfico de Vente Privee es móvil y representa un 40% de su facturación total.

El Inbound Marketing ya ha demostrado que las técnicas de venta intrusivas no son eficaces, y esto es precisamente de lo que han huido las marcas de lujo desde siempre. De modo que si ahora deciden apostar por nuevas estrategias de contenidos de valor y adaptación a su público objetivo, podrían llegar a conseguir unos elevados niveles de captación de leads, conversión y fidelización online como los que han tenido siempre en el medio offline.

Pero para ello es primordial que este mercado deje de separar el mundo offline del online, debe demostrar que es capaz de generar una estrategia global que los aúne.

El Inbound Marketing es la puerta de entrada para muchas marcas de lujo al medio online, y este es el momento de dar el salto. Algunas marcas ya se animaron hace tiempo (Gucci o Burberry disponen hasta de perfiles en redes sociales), pero para muchas, ha llegado la hora.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?