Remarketing: Qué es y cómo usarlo

Categoría: Comunicación & Marketing, e-Commerce | Publicado por SG Smartketing

Se trata de otro de esos conceptos de los que habrás escuchado ya algo y aún no tienes muy claro de qué se trata. Te has enterado de que tiene que ver algo con Google Adwords ¡¡CORRECTO!! Aun así, no terminas de tener claro de qué se trata, pero seguro que te ha pasado que, tras visitar una web que te interesaba e irte sin comprar ese producto que seleccionaste, al día siguiente te salió un banner de eso mismo. ¿A que ahora ya sabes de lo que estamos hablando? Sea así o no, sigue leyendo y te enterarás mejor.

El remarketing (o también llamado retargeting) es una técnica de marketing que consiste, básicamente, en impactar a aquellos usuarios que ya han pasado por tu web. Y reimpactarlos a modo de recordatorio para que vuelvan a tu página web y terminen lo que habían empezado, una posible compra, un registro o una suscripción. Hablando en plata, rematar la faena cuando aún están calentitos.

Internet es un enorme océano de distracciones, de modo que es muy fácil que un usuario haga una búsqueda y llegue a tu web interesado en algo, pero al poco se vaya sin terminar la compra o el registro por alguna distracción (un pop-up, una notificación de alguna red social, un email…). Gracias al Remarketing podemos volver a captar su atención poco tiempo después, aumentando las posibilidades de que termine esa posible compra que dejó a medias. En este caso lo que se suele hacer es mostrar un anuncio específico para ese tipo de visitantes que ya han pasado por nuestra página.

Normalmente, este tipo de anuncios suelen aparecer en portales importantes o en redes sociales como Facebook o Twitter, y tal y como te comentábamos antes, esto se consigue gracias a una configuración específica de las campañas en Google Adwords o de Facebook Ads. Aunque no son las únicas plataformas que ofrecen esta opción.

Al ser un anuncio más enfocado que otros, su tasa de conversión suele ser mayor que la de un anuncio corriente. Hay que tener en cuenta que el usuario ya nos conoce, ya ha visitado nuestra web y se ha interesado, incluso puede que ya haya comprado. Y al hacerle volver conseguimos que finalice el proceso que empezó o incluso que repita. Es más, se puede configurar para que a un usuario que dejó un carrito de la compra cargado y se fue, le aparezca como anuncio ese carro abandonado para que sólo le quede pasar por caja. Las campañas de remarketing sólo pueden aspirar a aportar entre un 10 y un 25% del total de resultados. Pero sin duda, su contribución suele ser más rentable que la de las campañas normales.

Un estudio de SaleCycle sobre el abandono de carritos de compra ha mostrado que, la tasa media de abandono del carrito de compra es de 65,23% (casi 3 de cada 4 personas). Sin embargo un 46,1% de estos acaba volviendo a esa tienda online. De los visitantes que visitan la tienda por segunda vez, más de un tercio acabará en compra. Y ese nuevo pedido, tendrá un valor medio un 19% más alto que el de las compras típicas.

¿Vas viendo la utilidad del Remarketing?

Y esto, como todo en la vida tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Ventaja

Básicamente ya la hemos dejado clara. Darle un empujón final a esa posible compra o registro por parte de ese usuario “despistado”. Algo que puede suponer un aumento sustancial en nuestra tasa de conversión.

Inconveniente

El principal es que un uso abusivo de esta técnica puede acabar con tus usuarios agobiados e incluso hastiados con tu marca. Tienes que tener en cuenta que quieres que tus usuarios te recuerden, no que te cojan manía. Así que empléala en su justa medida.

Se puede poner en práctica esta técnica desde diversas plataformas, pero las más conocidas y más usadas son los dos gigantes de la red.

Facebook Ads

El Remarketing con Facebook se realiza mediante la inserción de un código de rastreo en tu web, para posteriormente crear un anuncio en la plataforma publicitaria de la red social que vaya dirigido a tu página.

Dentro del mar de anuncios que se muestran hoy en día en esta red social, ver un anuncio ya conocido de vez en cuando no resulta agresivo. Y en muchos casos, suele verse un día después.

Google Adwords

Dentro de la opción del gigante de las búsquedas existen dos maneras de realizar esta técnica, una por cada una de las opciones principales de anuncios: de búsqueda y de red de display.

La primera, muestra el anuncio de la web que el usuario ha visitado cuando éste realiza una búsqueda similar. Bien configurado, incluso puede mostrar el site de un producto concreto.

La segunda, enseña anuncios personalizados de un producto en toda la red de display de Google. Esta opción es, de lejos, la más invasiva de todas y la que puede traer graves consecuencias si no se emplea con cautela. Puede incluso generar sensación de acoso en el usuario. La desaconsejamos categóricamente. Resulta una experiencia que provoca más rechazo y condicionamiento negativo hacia la marca, que lo que aporta de positivo.

Además de para los visitantes desde ordenadores convencionales o vía web, también se puede activar la opción para visitantes desde apps móviles y vídeos de Youtube.

Activar esta opción en Google Adwords es muy fácil, solo hay que crear una nueva campaña y marcar la opción de remarketing en la pestaña “públicos”. Esta técnica no tiene coste adicional por parte del buscador. Y al ser más barata (tiene un CPC menor) y más efectiva (suele tener mejor CTR), el ROI obtenido es mayor también.

Dicho esto, sólo falta que des el paso y la pruebes. Y si finalmente te animas a hacer Remarketing, te recomendamos la opción de Facebook o la de búsqueda en Adwords, ya que son las menos agresivas.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?