Porcentaje de rebote: 4 consejos para reducirlo

Categoría: e-Commerce, Web & Blog | Publicado por SG Smartketing

Posiblemente hayas oído hablar de él, y más aún si gestionas la analítica web de tu marca. Es una pesadilla y en ocasiones se llega a convertir en una obsesión el tratar de reducirlo. Estamos hablando del Porcentaje de Rebote.

Este dato nos muestra la cantidad de visitas que recibe una web y que deciden abandonarla sin llegar a visitar ninguna otra página de la misma. Es una especie de medidor del interés de tu página para ver si llegas al público adecuado y si lo que muestras se adapta a lo que buscan.

Se puede consultar a través del apartado “Visión general” de la sección de “Audiencia” dentro de Google Analytics.

googe-analytics

Tras echarle un vistazo, lo normal es preguntarse cosas como: ¿Por qué las visitas se van tan rápido de mi web? ¿Cómo consigo que se queden más? ¿Qué es lo que los espanta: el contenido, el diseño, la usabilidad…? En teoría es algo fácil de averiguar si llevas una vigilancia constante sobre ciertas métricas. Y es importante que no hagas caso omiso de ese dato, porque sirve para medir el interés que crea tu web entre sus visitantes.

Antes de volverte loco, lo lógico es saber qué porcentaje es adecuado y cuándo tenemos que empezar a preocuparnos, ya que es imposible reducirlo a cero. Factores como tu sector, el tipo de web que tengas, la imagen de la marca, la intención del usuario… van a afectarle de forma importante.

Según QuickSprout estos son los porcentajes de rebote más habituales:

quick sprout

Así que viendo esto, te recomendamos no obsesionarte demasiado, ya que como puedes ver varía mucho en función de estos parámetros. Lo mejor es que te marques un nivel de referencia para tu página web, y a partir de ahí te marques objetivos para reducirlo.

¿Y cómo lo reduzco? Buena pregunta. Por eso la vamos a responder aportando 4 consejos que a nosotros mejor nos funcionan:

  1. El tiempo de carga: Aunque no lo parezca, una variación de décimas de segundo en el tiempo de carga puede afectar a este dato. Así que herramientas como PageSpeed Tools de Google nos ayudarán a reducirlo.
  2. Revisa el Referer Spam: las páginas web de referencia son una buena fuente de tráfico para tu web, pero últimamente se han convertido en la puerta de entrada del Referer Spam. Este tipo de tráfico aumenta de forma considerable el porcentaje de rebote. Así que crear y mantener actualizada una lista de exclusión de este tipo de spam te ayudará a reducirlo.
  3. No agobies: A nadie le gustan los popups ni las ventanas emergentes. Con ellos sólo conseguimos distraer o ahuyentar a nuestros visitantes. Así que analiza aquellas páginas donde se muestran y elimínalos en caso de que veas que tus cifras se disparan.
  4. Comprueba los enlaces externos: Posiblemente tú mismo te estés generando este porcentaje al redirigir a tus visitantes hacia enlaces externos. Revisa la cantidad de enlaces que hay en tu web (generalmente suele pasar en los blogs), y trata de reducirlos.

Ahora que ya sabes algo más sobre el porcentaje de rebote ya podrás dejar de tenerle miedo, y atacarlo para reducirlo 😉

¿QUIERES COMENTAR ALGO?