La guía imprescindible para no perderse en el mundo de las keywords (parte IV)

Categoría: Estrategia | Publicado por SG Smartketing

Ya hemos identificado y filtrado nuestra lista de keywords, ahora nos interesa descubrir cómo podemos utilizarlas y conseguir optimizar el posicionamiento web.

Aunque hay diversas formas para conseguirlo. Hoy vamos a centrarnos en aquellas que tienen una relación más directa con las keywords:

  • Metaetiquetas.
  • Creación de contenido.

Optimización de las metaetiquetas

Las metaetiquetas son unos elementos de la web que proporcionan cierta información sobre la página a los motores de búsqueda cuando éstos tratan de jerarquizar el contenido de la misma.

Existen diferentes clases de metaetiquetas. Las más importantes son:

Title

Como su propio nombre indica, se trata del título de la web y es el elemento que Google consulta en primer lugar durante una búsqueda.

A la hora de optimizar esta metaetiqueta debes tener en cuenta una serie de factores:

  • Hay que usar la keyword principal.
  • No debe tener más de 70 caracteres, siempre es recomendable quedarse por debajo de los 65. Facilitará la legibilidad del título.
  • Si no es natural no servirá de nada. Este punto es muy importante porque si Google detecta que estás jugando sucio, puede perjudicarte.

Etiquetas H1, H2…

Estas etiquetas, van desde el H1 hasta el H6 y se utilizan para jerarquizar la importancia del contenido.

El uso y posición adecuados de las etiquetas permitirán a los buscadores conocer cuál es la palabra clave más importante de ese apartado. Para ello debes colocar esa keyword en el H1, porque está en la zona superior de la página y tiene más relevancia para Google y así sucesivamente.

Etiqueta Alt

Si para organizar el texto utilizamos las etiquetas H1, H2, etc. para las imágenes añadimos en su código la etiqueta alt.

En esta etiqueta debe contener la palabra clave a la que estás apuntando, siempre bajo el prisma de la naturalidad. La etiqueta tiene que describir el contenido de la imagen.

Bola extra: metadescripción

La metadescripción no afecta al posicionamiento de la web, pero, sin embargo, tiene un poderoso efecto en el CTR.

En la metadescripción incluyes la información descriptiva que no has podido escribir en el Title, para ello dispones de entre 60 y 170 caracteres.

A la hora de completar este campo debes centrarte en tres puntos:

  • Incluye la palabra clave principal.
  • Tienes que conseguir llamar la atención del usuario.
  • La naturalidad es clave para conseguir el clic. Nadie confía en los robots.

Generación de contenido

Hemos escrito muchas entradas sobre la generación de un contenido de calidad, que sea realmente atractivo y apetecible para los usuarios.

Ahora tienes que aprovechar todo ese conocimiento y añadirle un poquito de sal para apuntar a las keywords que más nos interesen. Pero no te olvides de mantener los estándares de calidad.

Gracias a esto, conseguirás atraer a multitud de usuarios a tu web, aumentar los tiempos de visita, incrementar la difusión del contenido, etc. Todo ello tendrá como consecuencia una mejora respecto al posicionamiento SEO y, si trabajas el funnel de conversión adecuadamente, un incremento de las conversiones.

Para conseguirlo tienes que tener en cuenta diferentes aspectos:

  1. El contenido de más de 1.200 palabras atrae, retiene y se difunde mejor que las entradas breves, ya que te permite profundizar más en los problemas y generalmente logras dar una respuesta más elaborada y justificada a las dudas de los usuarios.
  2. La palabra clave a la que estés apuntando debe aparecer lo más pronto posible en el texto, ya que de este modo, indicamos a Google el peso de la keyword. Esto se denomina la prominencia de una palabra clave.
  3. Genera una entrada que sea apetecible y relevante para el usuario, tienes que conseguir que se enamoren de tu web. Para ello puedes repasar alguno de nuestros artículos en el blog.
  4. Naturalidad. Somos seres humanos, no robots. Antes de publicar una entrada piensa en esto: ¿leerías tu propio artículo?
  5. La experiencia del usuario a la hora de leer tu entrada es muy importante, para ello es recomendable dejar que el texto respire, huyendo de grandes parrafadas, frases interminables y palabros extremadamente rimbombantes y complejos 😉
  6. Hay que vigilar la densidad de las palabras clave. Tienes que evitar que el texto esté abarrotado con palabras clave. No queda natural y Google lo penaliza.
  7. No olvides la duplicidad. La singularidad y la originalidad son dos elementos vitales para un correcto posicionamiento.
  8. Por último, asegúrate de que incluyes un gran call to action que invite a los usuarios a interactuar con el contenido: comentando, compartiendo, etc.

Con esta entrada terminamos nuestra “Guía imprescindible para no perderse en el mundo de las kewords”. Esperamos que te haya gustado tanto a ti leerla como a nosotros escribirla.

Ahora prueba todo lo que has aprendido aquí y cuéntanos tus dudas 😉

Pd. Si te ha gustado, no seas tímido y comparte.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?