¿Te subes al carro de los vídeos en directo?

Categoría: Social Media | Publicado por María Moreno

Las redes sociales son una buena herramienta para humanizar una marca. Por este motivo, cada vez son más las empresas que, de una u otra forma, tienen presencia en estos canales de comunicación, independientemente del sector al que pertenezcan.

Es innegable que los cambios en las plataformas sociales son constantes y están a la orden del día, aunque algunos tienen mejor acogida que otros. Es el caso de los vídeos en directo, que durante el último año se han extendido como una corriente hacia medios como Facebook, Twitter o Instagram.

Según el Estudio Anual de Mobile Marketing 2016 de IAB Spain, 21,5 millones de individuos de 16 a 65 años usan móvil en España (94 %), la mayoría de ellos, smartphone, y una de las actividades más realizadas es ver vídeos.

Retransmitir en vivo cualquier acontecimiento da credibilidad, aporta valor y mejora la imagen de marca, concediéndole la oportunidad de estar actualizada y de proporcionar información en tiempo real. Además, le permite analizar los contenidos que resultan más atractivos para su público objetivo, generar expectación, aumentar el interés y fomentar la interacción de los usuarios con las publicaciones.

La primera de las redes sociales que innovó con este formato fue Periscope, que salió al mercado en 2015 de la mano de Twitter, ofreciendo la posibilidad de mostrar historias en tiempo real. Finalmente, Twitter terminó integrando las funciones principales de Periscope en su aplicación, con el fin de facilitar a sus usuarios la retransmisión de vídeos en directo.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con crear un nuevo tuit y seleccionar la opción “En directo”, donde se puede obtener una previsualización antes de comenzar a grabar. Al igual que en Periscope, se puede interactuar con el emisor gracias al chat y a los corazones.

En abril de 2016, Facebook Live cambió la perspectiva que hasta ahora teníamos de esta red social: pasamos de compartir momentos ya vividos a contar, mediante vídeos en directo, lo que estábamos haciendo. Facebook Live se convirtió, por tanto, en un concepto que generó nuevas formas de comunicación y de conexión con el mundo.

A través de este formato, podemos conocer datos como el número máximo de espectadores del vídeo en vivo, (con la posibilidad de saber qué parte resulta más atractiva), el tiempo promedio de reproducción, las personas alcanzadas, la interacción con la publicación, el público más activo o la ubicación con más interacción, entre otros.

Instagram también quiso sumarse a esta tendencia lanzando Instagram Live Stories. Esta función permite transmitir momentos en directo, desde tutoriales hasta cobertura de eventos en tiempo real. La única desventaja es que las grabaciones no se guardan al finalizar la emisión, sino que se eliminan instantáneamente de la cuenta. Instagram Live Stories avisa a los seguidores de la retransmisión para que puedan unirse como espectadores, realizar comentarios y ofrecer feedback en forma de corazones.

El abanico de opciones para las retransmisiones en directo se ha desplegado durante el pasado año y seguirá siendo tendencia este 2017. Así que, si quieres conquistar a tus usuarios a través del contenido en streaming, ya sabes: 3, 2, 1… ¡acción!

¿QUIERES COMENTAR ALGO?