Claves para mejorar la experiencia de usuario de tu e-commerce (Parte II)

Categoría: e-Commerce | Publicado por Pablo Sales

Hace unas semanas os hablamos sobre la experiencia de usuario, y sobre cómo Google prima este concepto a la hora de posicionar las webs. Y no sólo eso, sino también la importancia que tiene que tener para ti si tienes web, ya que una buena experiencia marcará la diferencia entre que tus usuarios se queden en tu web o se vayan a buscar lo que necesitan a otra.

Así que continuando con la lista que empezamos en su día, aquí tenéis los siete puntos restantes para mejorar vuestra experiencia de usuario 😉

1. Utiliza los call to action.

Ayudan mucho a llamar la atención del cliente, especialmente en forma de botones. Estos botones tienen como objetivo indicarle al visitante qué es lo que se espera de ellos. Las pruebas constatan que las llamadas a la acción aumentan notablemente las conversiones (entre un 20% y un 90%). Suelen ser cortos y concisos, como por ejemplo: ¿Te ayudamos?, Llámanos, Cómpralo ya…

2. Mantén la página actualizada.

No sólo actualizando textos y fotos o añadiendo experiencias de otros usuarios sino también realizando cambios basados en los análisis que vas realizando. Estudia los abandonos y analiza por dónde se han ido, eso puede ayudarte a evitarlo. Añade cosas que te parezca que le funcionan a otras webs, y prueba de nuevo. Realiza pequeños cambios puntualmente y ves analizando cómo afectan al comportamiento de tus usuarios. Se trata de que adquieras experiencia y así sabrás exactamente lo que funciona y lo que no.

3. Recoge feedback de todas las fuentes posibles.

El usuario no es nuestra única fuente de información válida. Dentro del ecosistema de la empresa pueden existir otros actores importantes como proveedores, o empresas que desarrollan productos o servicios que interactúan con los nuestros, y cuyo feedback es igual o más valioso como el que podamos recibir de los usuarios. Así que aprovéchalo para mejorar.

4. Investigar nuevos patrones de comportamiento.

El mercado está siempre en evolución constante, y nos obliga a estar atentos a la aparición de nuevas posibilidades de interacción no contempladas inicialmente. Por eso es muy importante establecer procesos de análisis y medición de todos los patrones de uso y comportamientos posibles de los usuarios, y detectar aquellos nuevos que podamos no haber contemplado de inicio y que puedan ser aplicados a nuestro web. Para ello, Google Analytics se convertirá en un gran aliado.

5. El usuario es el juez.

El cementerio de internet está lleno de webs con bellísimos interfaces, con elegantes botones, y elaboradísimos diseños que nadie utilizó. Si no identificamos y analizamos las necesidades de nuestra audiencia estaremos condenados a acompañarles. No todo sirve o es igual para todos los usuarios, así que es fundamental conocer en profundidad las necesidades de nuestros clientes, tanto actuales como futuros.

6. No descartes nada.

Aunque parezca descabellado o nadie se haya atrevido a hacerlo hasta ahora, no des nada por sentado. Analiza y estudia todas las variables que puedas sin poner límites a las posibles alternativas. Ten en cuenta que los usuarios no tienen por qué poseer los mismos conocimientos que tú, o haber vivido las mismas experiencias, así que el reto es ponerse en su lugar y pensar como ellos.

7. Mide cómo te está funcionando.

Como siempre decimos, analiza TODO: qué es lo que va mejor, qué es lo que no va, qué es lo que no funciona… ¿Por qué han abandonado la página sin comprar? ¿En qué paso de la compra se han ido? Compara tu web con otras de tu sector, y analiza qué es lo que a ellos les está funcionando.

Ahora que ya sabes todo esto, ¿A qué esperas para ponerlo en práctica? ;).

¿QUIERES COMENTAR ALGO?