5 claves para conseguir una creatividad efectiva

Categoría: Diseño & Creatividad | Publicado por Fernando Seco Marrone

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉

Hace un tiempo, el director general de una importante marca que acababa de ser laureada con varios premios internacionales de creatividad por su última campaña publicitaria, en una entrevista confesaba con amargura: “Hemos obtenido muchos premios con esta campaña pero ¿sabes cuánto hemos aumentado las ventas?… ¡Cero! Como si no hubiéramos hecho campaña”.

Pero ¿cómo? ¿acaso la creatividad no es rentable? Claro que lo es y mucho, como lo ha demostrado este estudio de Adobe.

Lo que ocurre, es que la creatividad publicitaria tiene una diana a la que hay que apuntar y acertar. No tiene ningún sentido realizar una creatividad maravillosa y espectacular si no da en el blanco. Es como disparar una flecha que hace unas piruetas extraordinarias en el aire, llamando poderosamente la atención, pero que caen fuera de la diana.

Cuando creatividad y efectividad se dan la mano, es cuando las ventas crecen, la notoriedad aumenta y las metas se alcanzan. Como la campaña de BMW que tenía como protagonista a Bruce Lee que, no sólo ganó premios de creatividad, sino que logró incrementar las ventas en un 73%. O como la campaña de Quibim que duplicó su facturación. Eso es lo realmente importante para una empresa.

¿Cómo detectar si una creatividad será efectiva?

No existe una fórmula mágica, pero sí ingredientes que están presentes en todas las creatividades que resultan efectivas y, por tanto, deben incluirse en la elaboración del cóctel creativo.

Si tienes en cuenta estos “filtros”, las probabilidades de que sea efectiva aumentarán notablemente.

1. Apunta al centro de la verdadera diana.

Uno de los mayores desajustes en el punto de mira se produce cuando se piensa en los premios, en los halagos, en la admiración y no en lo que realmente se pretende conseguir.

David Ogilvy lo resumía así: “No quiero que me digas que mi anuncio fue creativo. Quiero que lo encuentres tan interesante que compres el producto”.

Define claramente el objetivo y conoce el target al que te diriges.

2. Busca el ¡Oooh!

Lo sorprendente sacude y abre con más facilidad el camino a las emociones, que es la puerta a las decisiones de compra. Si tu mensaje es inédito y emocional tiene más probabilidades de ser efectivo.

3. La verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad.

Los clientes aman lo auténtico, lo genuino con la misma fuerza con la que detestan la mentira, la falsedad y el maquillaje.

Dove sedujo a sus clientas cuando dejó de contratar modelos perfectas y comenzó a mostrar mujeres “reales”. Avis ganó la simpatía del público cuando admitió no ser el líder, sino el Nº 2 en alguiler de coches. El “peor hotel del mundo” colgó el cartel de completo al admitir con creatividad sus debilidades.

La verdad gana la confianza y la confianza gana los bolsillos.

4. Primero el huevo. No la gallina.

¡Exacto! La efectividad de la creatividad comienza por el huevo, es decir, el concepto. Justo después vendrá la cresta, el pico, las patas, las alas, y todo lo demás.

Los procesos creativos sólidos comienzan definiendo un concepto que será el pilar sobre el que se construirán los argumentos, los diseños y todo lo demás.

Volvamos al ejemplo del “Be water, my friend” de BMW. Su increíble efectividad no es el resultado de que el protagonista es simpático y famoso, o de que la producción fue espectacular (que no lo fue), su secreto es que la campaña se basaba en un concepto sólido, original y totalmente orientado al objetivo. El concepto, es que el todoterreno de BMW se adapta a todo tipo de superficie. Ese era el huevo, luego vino Bruce Lee y su filosófico discurso.

5. Des-pa-cito.

Aunque a veces ha sonado la flauta, por lo general, las prisas y las presiones son enemigas de la creatividad efectiva. Ir des-pa-cito es mucho mejor. Tomarse tiempos de reflexión, de alternativas, de profundización, logra mejores resultados.

Conseguir una creatividad efectiva es lo más rentable para tu negocio. Persíguela como oro en polvo, porque lo es.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?