5 “nuevos” errores a evitar en tu marketing de contenidos

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por Pablo Sales

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉

¿Los contenidos que publicas no funcionan? Puede que existan fallos o no se estén haciendo bien algunas cosas. El marketing de contenidos no debería de ser ninguna novedad en la estrategia de marketing digital de las marcas hoy en día. De hecho, ya te hemos hablado de él en alguna ocasión, y más concretamente, ya te comentamos 4 errores que no había que cometer.

Pero como todo en la vida, el marketing de contenidos evoluciona, y con él, los posibles errores que se pueden cometer. Por eso hoy queremos actualizar aquel listado de fallos para que tu estrategia sea más eficaz aún. Concretamente con 5 “nuevos” errores que muchas marcas están cometiendo y que debes evitar.

1. Falta de consistencia

Como en toda estrategia, la planificación es fundamental: ¿Cómo vamos a llegar a los usuarios? y ¿dónde vamos a hacerlo? Las marcas que no dan respuesta a esta pregunta ya están fallando.

Tu marketing de contenidos tiene que ir en una misma dirección, aportar un valor a los usuarios en el momento y lugar adecuados, y todo ello sin dejar de lado su línea de comunicación principal. Sólo así se conseguirá aportar una buena imagen de marca que transmita a los usuarios que se preocupa por ellos y les aporta soluciones.

No escribas según lo que te venga a la cabeza cada vez. Hazlo siguiendo un guión definido y apoyando a la estrategia de comunicación marcada.

2. Falta de utilidad

¿Sabes realmente lo que esperan de tu marca los usuarios? Es más, ¿sabes lo que esperan de tu marca tus diferentes “buyer persona”? Todos tus usuarios no piensan igual y cada uno espera algo de ella. Obvio, ¿no?

Pues al parecer no lo es tanto, ya que éste suele ser uno de los principales fallos del marketing de contenidos. Las marcas acaban hablando de lo que ellas creen que es interesante para sus usuarios, en lugar de escucharles para hablar de lo que realmente quieren.

Así que si pretendemos conseguir una estrategia de contenidos efectiva y útil para los usuarios, hay que adaptarla a lo que ellos esperan, a lo que necesitan, y en definitiva, a lo que encaje con ellos. La personalización es clave para no fallar.

3. Momento equivocado

¿Te suena esto? El Community Manager propone un tema, la Directora de Marketing lo revisa, lo modifica y lo propone a Dirección, éstos lo revisan, lo modifican y lo devuelven para su publicación. Y al final llega un texto diferente y fuera del plazo que se marcó el Community cuando lo propuso.

Sabes de qué hablamos, ¿no? Esta lentitud a la hora de planificar y aprobar los contenidos acaba consiguiendo que éstos no lleguen en el momento adecuado a los usuarios, reduciendo su alcance potencial. Hay que llegar a ellos en el momento justo y con el contenido adecuado, y para ello es fundamental tener una agilidad y una velocidad de publicación adecuadas. Por lo general, los usuarios destinan poco tiempo a la lectura, así que no podemos permitirnos el lujo de no darles lo que necesitan cuando lo necesitan.

4. Falta de entretenimiento

Sí, lo sabemos, tu marca no es un chiste y tu estrategia no es hacer reír a los usuarios. Está claro. Pero en ocasiones los contenidos se vuelven pesados y aburridos, o demasiado técnicos y soporíferos, por más interesantes que puedan parecer.

Una gran mayoría de las marcas comete el mismo error, aportan contenido sin gran valor y sin algo de entretenimiento. Lo que acaba consiguiendo que no se consuma. Un consejo, muévete en la siguiente proporción: 70% valor – 30% entretenimiento. Es decir, no peques de aburrido o soporífero, pero tampoco de gracioso o falta de rigor.

Los usuarios quieren valor, pero también buscan entretenerse. La era de la información ha llegado a un punto en el que la saturación provoca, entre otras cosas, una capacidad de atención mínima o nula en muchas ocasiones. De modo que si no somos capaces de retener su atención, los perderemos.

5. No llegar por donde deberías llegar

Antes de seguir hay que preguntarse: ¿cómo fue la elección de los canales de comunicación de la marca? Si no se tiene clara esta respuesta, es posible que se esté cayendo en este error.

Muchas marcas realizan una errónea elección de los canales a través de los que difunden sus contenidos. De modo que si no estás en el canal correcto, no llegarás a quien te gustaría llegar. No es importante sólo el contenido, sino también las vías de difusión.

Hoy en día existen multitud de canales por los que llegar a los usuarios, y cada uno de ellos tiene una utilidad diferente. De modo que no podrás llegar a grupos de usuarios sociodemográficamente homogéneos a través de los mismos canales, ya que los diferentes grupos no usan los mismos canales.

Parecen muy básicos, hasta elementales podríamos decir, pero a pesar de ello muchas marcas los suelen cometer. Confiamos en que no sea tu caso, pero más vale prevenir que curar ;).

¿QUIERES COMENTAR ALGO?