4 pasos para implementar el Marketing Conversacional en tu empresa

Categoría: Comunicación & Marketing | Publicado por Víctor Cebriá

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉

Poner en marcha tu estrategia de Marketing Conversacional no es complicado, ya que realmente utilizas muchos de los elementos necesarios en la comunicación diaria.

Todo el proceso lo podemos resumirlo en cuatro sencillos pasos:

Paso 1. Trabaja tus bases de datos de clientes

Ya es hora de empezar a dar uso a esa enorme cantidad de información que tienes: correos, perfiles de las redes sociales, números de teléfono, etc.

Todo esto te va a permitir segmentar a tu audiencia, por ejemplo, basándote en su comportamiento (compras, qué otras páginas sigue, etc.). De forma que podrás conocer sus intereses, el uso que dan a tu producto, cómo lo utilizan, etc. y sobre todo, qué opinan de él.

Pero también vas a descubrir más personas con las que comparten intereses y gustos, con herramientas como Facebook lookalike, y así disponer de una opinión más diversa y rica sobre tu producto o marca y, por supuesto, una mayor cuota de mercado potencial.

Paso 2. Experiencia enriquecedora

El siguiente paso es generar una experiencia enriquecedora para el consumidor basada, si puede ser, en la información que has obtenido al “charlar” con tu base de datos.

Esto no se reduce a una compra satisfactoria, si no que engloba mucho más:

  • Proporcionar los medios necesarios para establecer una comunicación bidireccional.
  • Llevar a cabo una escucha activa y efectiva.
  • Desarrollo de nuevos productos basados en el feedback recibido.
  • Generar contenido de alto valor.
  • Y un largo etcétera.

Si lo haces de forma correcta los mismos usuarios se convertirán en un altavoz que ayudará a la difusión de tu marca porque, seamos sinceros, nos encanta compartir nuestras opiniones y experiencias y, sobre todo, cuando son realmente impresionantes.

Paso 3. Identificar nuevas oportunidades

El tercer paso es poner en orden toda esa información (y no hay nada como un buen CRM para ello) para leer entre líneas y descubrir las necesidades y frustraciones de tus clientes.

Así podrás adaptar tu oferta a ese vacío que hay en el marcado y conseguir nuevas compras y nuevas experiencias positivas, retroalimentando tu imagen y el posicionamiento de tu marca.

Paso 4. Monitorización

Por último, la monitorización es un aspecto clave del Marketing Conversacional, que no debe entenderse como un elemento estático, sino que debe integrarse con todo el proceso.

Por otro lado, no debe centrarse únicamente en el cliente, también tienes que poner el foco sobre tu competencia y proveedores, ya que solamente si atiendes a todos los stakeholders podrás obtener una foto general del mercado.

Para ello puedes utilizar herramientas como Google Alerts o Trends, seguir los hashtags relacionados con tu sector, leer las revistas o blogs que visita tu audiencia, etc.

Conclusión

El Marketing Conversacional es una herramienta muy útil para tratar de reducir el espacio entre los usuarios y las marcas.

Como habrás visto consiste más en escuchar y proponer que tratar de imponer, por ello funciona tan bien y genera tantos beneficios.

No obstante, requiere un gran compromiso por parte de la empresa y del equipo que debe implicarse a lo largo del proceso y aprender a tratar con el público.

¿Te atreves?

¿QUIERES COMENTAR ALGO?