¿Sabes cómo desarrollar un plan de negocio visual, intuitivo y ágil?

Categoría: Estrategia, Management | Publicado por Víctor Cebriá

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉

El Modelo de Negocio Canvas o BMC por sus siglas en inglés, es una herramienta que permite plasmar un plan de empresa de una forma sencilla, visual, intuitiva y ágil.

Esto no quiere decir que sin uno ya desarrollado no puedas utilizar el BMC, de hecho, en el entorno Startup se emplea para dibujar un primer esbozo sobre el que validar hipótesis y modificar diferentes aspectos para optimizar el funcionamiento de la empresa.

Además, este modelo te ayudará a identificar los principales aspectos de una empresa:

  • La propuesta de valor para los clientes.
  • El mercado que se pretende cubrir y cómo se hará.
  • La infraestructura necesaria para generar dicho valor.
  • Las finanzas derivadas de la actividad comercial.

Cómo poner en marcha un BMC

El BCM consta de 9 bloques que de forma conjunta dibujan una fotografía general de un negocio facilitando su difusión y comprensión en la empresa, así como la toma de decisiones ágiles que permitan adaptarse a los cambios del entorno.

Debido al enfoque ágil de esta herramienta, a la hora de desarrollar el BMC no hay que entrar en demasiados detalles, pero cada dato que se aporta debe estar justificado y respaldado por hechos fehacientes.

Por otro lado, se debe cumplimentar siguiendo un orden concreto, de forma que con cada bloque que se rellena se escriben las líneas del “storytelling” de tu negocio.

El primer elemento que hay que definir es la propuesta de valor y una vez esté claro se debe seguir con el bloque de la derecha, referente a los elementos externos de la empresa, matizando el mercado que se atenderá y los ingresos que se esperan.

Para finalizar, hay que identificar los elementos correspondientes al bloque de la izquierda, relativos a aspectos internos de la compañía, que recogen cómo se va a producir el valor para los clientes y la estructura de costes que genera el modelo de negocio.

En resumen, hay que aplicarlo siguiendo esta estructura:

  1. Propuesta de valor. Se trata de la solución que ofrece la firma. Es importante señalar que debe diferenciarte del resto de la competencia y el público objetivo tiene que estar dispuesto a pagar por ello.
  2. Segmento de clientes. Hay que definir los diferentes nichos del mercado que atiende la empresa.
  3. Canales. Identifica a través de qué canales vas a llegar a los usuarios. Incluye tanto la venta del producto/servicio (minorista, online, etc.), como la comunicación con el target (RRSS, prensa escrita, TV…).
  4. Relaciones con los clientes. Establecer cómo vas a relacionarte con los diferentes segmentos que hayas definido. Es decir, de forma personal, automatizada, etc.
  5. Fuentes de ingresos. Aunque este punto parezca sencillo, se trata de un bloque crucial, ya que te ayudará a determinar la viabilidad del negocio. De una forma muy visual podrás comprobar si los ingresos superan los costes generados, así como los márgenes y beneficios que te ayudarán a crecer y afrontar malos tiempos.
  6. Recursos clave. Aquí se plantea cómo vas a desarrollar la propuesta de valor y qué elementos son necesarios para ello (infraestructura, licencias, personal, etc.).
  7. Actividades clave. En este punto se define las actividades más significativas que se llevan a cabo en la empresa para producir la propuesta de valor.
  8. Asociaciones clave. Identificar qué alianzas son fundamentales para llevar a cabo el negocio.
  9. Estructura de costes. A la hora de determinar este punto puedes utilizar diferentes métodos, pero es importante que refleje de forma veraz los costes derivados de la producción del producto/servicio para tener una imagen clara de la viabilidad del proyecto.

Conclusión

El BMC es una herramienta sencilla e intuitiva que te permitirá revisar todo un plan de negocio de forma rápida y muy visual, facilitando la toma de decisiones y la transmisión de ideas dentro de la organización.

Cuando lo lleves a cabo no olvides seguir el orden fijado y sobre todo, cuenta con la opinión de todos los departamentos para conseguir una imagen real y acertada de la viabilidad de tu negocio y cómo llevarlo a cabo.

¿QUIERES COMENTAR ALGO?