5 llaves prácticas para negociar con éxito

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉 La discusión acalorada de los dos hijos despertó a la madre de la siesta. Al acudir a la cocina para ver qué estaba pasando, descubrió que luchaban por apropiarse de la última nuez que quedaba. “No os peleéis más –intervino– traed aquí […]

lo leo todo >
cabecera-pastoreas-o-arreas

¿Pastoreas o arreas tu empresa? Es la clave del éxito de tu liderazgo.

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉 La ganadería nos da una gran lección de liderazgo que todos los que estamos al frente de equipos debemos tener presente porque de ello depende nuestro éxito. ¿Alguna vez has visto a un pastor de ovejas llevando a su rebaño? Él va […]

lo leo todo >
cabecera-Círculo-de-Oro

El círculo de oro: la clave para sorprender e inspirar a tus clientes

Si no tienes tiempo de leerlo, te damos la opción de oírlo 😉 En el año 2009, durante uno de los eventos TED, un antropólogo inglés llamado Simon Sinek ofreció una de las tres charlas más populares que se han hecho en la historia de este organismo, con más de 25 millones de visualizaciones en […]

lo leo todo >

El efecto que multiplica la productividad de tu equipo sin poner un céntimo

“Ya no sé cómo hacer para que el personal rinda más –se quejaba el dueño de una empresa de servicios– les aumenté las comisiones, todos los días les recuerdo los objetivos de ventas, y apenas hay mejoras, ya no sé qué hacerles.” Se ha demostrado que una de las formas más efectivas de motivar a […]

lo leo todo >

Cómo ganar el mercado sin ser el mejor

“Sólo puedes ganar y vender más si eres el mejor.” Esta creencia sigue estando en la mente de muchos empresarios a pesar de que ya en 1993 Al Ries y Jack Trout pregonaban como primera ley de su best seller “22 leyes inmutables del marketing”, que es mejor ser el primero que ser el mejor. Hace poco éramos […]

lo leo todo >

4 salvavidas para controlar tu estrés profesional

El móvil de uno de los socios de una pequeña empresa sonó rompiendo, otra vez, el tenso silencio laboral de la oficina. El dueño lo tomó y lo lanzó con todas sus fuerzas contra el suelo, dejando perplejos a todos los presentes. “Es que no paran de llamarme y tengo mil cosas que hacer y no llego […]

lo leo todo >