Bofetadas que Seducen (Cómo escribir con Eficacia)

–¡LA P… MADRE QUE LO PARIÓ! Aquel grito enfurecido, seguido de un golpe seco del puño contra el reposabrazos y el rostro desencajado por la indignación, rompió el calmo silencio de un instante atrás. Nada hacía sospechar el motivo. Desde fuera, se veía a un hombre leyendo plácidamente en un sofá. Desde dentro, el lector […]

lo leo todo >